El jardín del invierno

Blog de reseñas literarias de @SilenZahra

Los príncipes azules también destiñen, Megan Maxwell

en 6 julio, 2013

¡Hola a todos!
Vengo de nuevo a traeros una reseña más, aunque en este caso, una vez más, va a ser negativa. ¡Avisados quedáis!

9788492929641

Título: Los príncipes azules también destiñen
Autora: Megan Maxwell
¿Saga? Libro independiente
Editorial: Versátil
ISBN: 9788492929641
Número de páginas: 404
Publicación: 17 de Septiembre de 2012
Género: Romance, realista
Sinopsis: ¿Existen las segundas oportunidades en el amor? Adéntrate en la historia de Sam y Kate, de Michael y Terry, un cuento de hadas que se convierte en una pesadilla, una pesadilla que se convierte en un cuento de hadas, dos amantes destinados a reencontrarse a pesar de las trabas que les impone la vida. Una novela en la que los príncipes azules destiñen, pero las princesas también… ¿Te atreves a descubrirla?

RESUMEN
Sam y Kate son un matrimonio feliz que conviven con sus dos hijas, Cat y Ollie, y con la abuela y la tía de ambas, Serena y Terry. Ésta última, además, mantiene una relación de tira y afloja con Michael, el mejor amigo, casi hermano, de Sam, aunque ninguno de los dos parece decidirse a formalizar dicha relación.

Sin embargo, no todo es felicidad y sinceridad en el matrimonio de Sam y Kate… ya que él oculta un grave secreto. Años atrás, debido a ciertos problemas conyugales, Sam conoció a una joven rusa que se enamoró perdidamente de él y, pese a estar casado…

Pese a estar casado, Sam ha sido capaz de mantener una relación oculta con la chica rusa, e incluso tener otros dos hijos con ella, Sasha y Tommy. Lo cual no significa que Sam haya dejado de querer a su mujer y a sus hijas mayores.

Por desgracia, Kate no pensará lo mismo una vez lo descubra…
¿Será este el fin del matrimonio de Sam y Kate?

MI OPINIÓN
He de admitir que esta novela parecía bastante diferente al resto de historias que he leído, ya que trataba el tema de las infidelidades; el cual, que yo recuerde, no ha tratado en ninguna otra novela.

Sin embargo… lo siento, pero no ha hecho más que decepcionarme. Pienso que el tema está fatal llevado, pues sólo se le da importancia al principio, cuando Kate descubre el secreto de Sam, y al final, cuando les toca decidir si separarse para siempre o darse una nueva oportunidad. El resto de la novela, al menos 300 de las más de 400 páginas que tiene, tan sólo cuentan la felicidad y la alegría de unas vacaciones en Hawai de toda la familia al completo. Y ese no era el tema principal de la novela…

Personajes. La verdad, más que Sam y Kate, yo diría que la pareja protagonista es la formada por Michael y Terry. Prácticamente tienen más protagonismo, viven una bonita relación, tienen sus más y sus menos… mientras que Sam y Kate se pasan, como ya he dicho, al menos 300 páginas separados. Separados como pareja, me refiero.

Sam me ha caído mal. Siendo directa, me ha parecido un cabrón por lo que le ha hecho a Kate; sí, vale, ella también tuvo su parte de culpa (eso es un spoiler, no lo revelaré), pero él fue demasiado lejos al estar tanto tiempo con la chica rusa y hasta tener dos hijos con ella. Se pasó de la raya y comprendo perfectamente que Kate no quisiera seguir con él, ni perdonarlo, ni nada por el estilo. De hecho yo, de ser Kate, jamás hubiera podido perdonarlo.

Ella, por su parte, tuvo la actitud adecuada en todo momento, en mi opinión. Aun así, es difícil asegurar si me cae bien o mal, pues apenas tiene protagonismo; todo se lo lleva su hermana Terry.

La cual, por cierto, me cayó mal durante las tres cuartas partes del libro. Sí, muy fiera, muy guerrera, eso está muy bien, pero ¿y el orgullo? ¿Y la desconfianza? Eso NO está nada bien, querida Terry, y tú te dejaste dominar por ellos cuando tuviste problemas en tu relación.

Así que la actitud de Michael, con quien ella está, también me pareció adecuada. Ella se pasa demasiado, desconfía mucho de él pese a que él ya le ha demostrado mil veces que la quiere, y el pobre acaba sin saber qué hacer para contentarla. Francamente, Michael: deberías haberla mandado a la porra. Yo lo hubiera hecho.

En cuanto al resto de personajes, a riesgo de alargarme, he de decir que me parecieron unos entrometidos. TODOS ELLOS. Sin excepción. Hasta la niña pequeña, Sasha, se entrometía, y eso era porque la mimaban demasiado, pienso yo. Pero es que, a ver: si Sam y Kate han decidido separarse, qué menos que respetar esa decisión y dejar que sean ellos los que, en todo caso, den marcha atrás. Ni Serena, madre de Kate y Terry, ni Cat ni Ollie, las hijas de Sam y Kate, tenían absolutamente ningún derecho a entrometerse.
Y además, una cosa que me repateaba es que estos personajes, la abuela y las niñas, tenían que estar siempre cotilleando cada vez que alguna de las parejas, sobre todo la formada por Michael y Terry, vivían una escena íntima en la que se requería privacidad. PRIVACIDAD. Una cosa que toda pareja necesita y que ningún otro miembo de la familia tiene derecho a violar… y que Serena, Cat y Ollie violaban constantemente. No me gustó NADA.

Escritura. Repetitiva. He leído las suficientes novelas de Megan Maxwell para darme cuenta de que siempre emplea las mismas palabras y expresiones de forma muy seguida. Y además, en general veo que a veces depende demasiado de los diálogos, sin meter apenas nada de narración en ellos; o bien todo lo contrario: describe demasiado sin que los personajes hagan o digan nada.

Edición. Una vez más me he encontrado un libro lleno, llenísimo de errores. De puntuación y de ortografía. Un agobio. Y ya empieza a cansarme muchísimo, pues ya que los lectores  nos dignamos pagar precios abusivos por los libros, ¿qué menos que ofrecérnoslos en perfecto estado? ¿Qué les cuesta a las editoriales currárselo un poquito, para que el libro realmente merezca tener el altísimo precio que tiene? Me parece ya excesivo, como si nos tomaran por tontos. Cansa.

Historia. Como ya he comentado, esta novela es distinta a las demás de Megan Maxwell respecto al tema que trata: las infidelidades. Muy mal llevado, en mi opinión. Siento ser pesada, pero es que el tema de la infidelidad solamente tiene peso en las primeras 50 páginas y en las 50 últimas; en el resto de la trama, los personajes son súper-mega-híper-ultra-felices y disfrutan de unas vacaciones súper-chachi-mega-guays, todos juntitos en Hawai, olvidadas ya las rencillas y metiéndose los unos en las vidas de los otros.

En fin, esta es mi impresión sobre la novela. Lamento si he sido demasiado radical, pero quienes ya me conocéis sabéis que soy incapaz de callarme nada. Que tengo que decirlo todo; con respeto, pues no es más que una opinión, no la verdad absoluta, pero lo digo. No me puedo callar nada, sea positivo o negativo e independientemente de que el o la autor o autora me caiga mejor o peor.

¿Lo mejor? Kate y Michael.
¿Lo peor? Todo lo demás.

¿Lo recomiendo? Desde luego que no. Creo que se puede sobrevivir perfectamente sin leer este libro. Pero obviamente, cada cual es libre de elegir.

Anuncios

6 responses to “Los príncipes azules también destiñen, Megan Maxwell

  1. Laura dice:

    WOW que libro! Me encantó la historia y me enamoré de los personajes. Me emocioné muchas veces leyéndolo. Resumiendo: muy recomendable.

  2. Ursa dice:

    ¡Has caído en las redes de Megan Maxwell!!! Es un lujo leerla. Una historia que hace sentirte viva. Este amor tan inmenso de Sam por Kate que te estremece, la bonita relación entre hermanas, el “empujoncito” de Olivia, aprender de sus errores y perdonar a si mismo no es fácil para nadie. Gracias Megan por Olivia, kate, Terry, Michel y por supuesto por Sam. Muchas gracias.

    • silenzahra dice:

      Disculpa, no pretendo ofender ni ser borde, pero… creo que no te has leído la reseña xD Me alegro de que te haya gustado tanto la novela, pero a mí me ha pasado justo lo contrario, tal como explico en la reseña. De hecho, ya no leo a Megan Maxwell desde hace un tiempo porque me cansé, pero por supuesto respeto a quienes sí lo hacen 🙂 Así que muchas gracias por haber dejado tu opinión. ¡Saludos!

  3. Marta Coro dice:

    Jajajajaja pues si que llevas toda la razón. Quizá demasiado directa, pero comparto tu opinión en general. Yo empecé el libro hace muchos meses y no he tenido ‘narices’ de terminarlo… Me quedo con la saga de Las Guerreras, que esos, no sé si por ambientación o por personajes, si me los he leído bastante rápido. A pesar de que también hay alguna que otra situación de decir ‘madre mía, deja a esa persona YA por el camino y búscate la vida por otro lado…’ . Un saludo!

    • silenzahra dice:

      Me alegra no ser la única que piensa esto sobre Los príncipes azules xD La verdad, yo he acabado tan cansada de las tramas repetitivas de esta escritora, que he terminado por no querer leer ya nada más de ella. Sé que sigue escribiendo y publicando y le deseo lo mejor, pero yo ya no la leo. Sus historias me parecen tan calcadas unas de otras, que me han acabado aburriendo. Así que no he probado la saga Las guerreras ni tengo intención de hacerlo, sinceramente, pero me alegro de que te haya gustado 🙂
      ¡Saludos y gracias por comentar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: