El jardín del invierno

Blog de reseñas literarias de @SilenZahra

Lealtades enfrentadas, Julia Ortega

en 9 agosto, 2013

¡Hola a todos!
Vuelvo a postear desde el cíber, como la última vez, ya que siguen sin haberme activado el internet en casa -w- Qué se le va a hacer, al menos espero tenerlo ya la semana que viene.

Portada. Lealtades-enfrentadas

Título: Lealtades enfrentadas
Autora: Julia Ortega
¿Saga? Lealtades enfrentadas #1
Editorial: Hades
ISBN: 9788494017292
Número de páginas: 299
Publicación: Noviembre de 2012
Género: Realista, romántica adulta, LGBT
Sinopsis: “Hay momentos en la vida en que echas muchísimo de menos una automática de nueve milímetros, y te preguntas hasta dónde llegarías si la tuvieras a tu alcance. Aquella noche yo tenía muy claro lo que podía hacerse con esa pequeña maravilla: acariciarla, sentir el frío acero en la palma de la mano, meterte el cañón en la boca, hasta la campanilla, y volarte la tapa de los sesos. Acabar con todo. El dolor, el sufrimiento, la traición”.
Éste es uno de tantos recuerdos que sacuden a Judith Ordóñez mientras agoniza en el hospital. No ha llegado allí por casualidad. Tampoco por equivocación. Hay quien podría asegurar incluso que ése, y no otro, es su último destino. Atrás quedan rutilantes éxitos profesionales que esconden estrepitosos fracasos personales. La historia malograda de un triangulo amoroso donde sólo caben mujeres, de traición y venganza; de cómo el dinero y la fama lo curan todo; de heridas que no cicatrizan, que permanecen abiertas hasta el fin de nuestros días.
Lealtades Enfrentadas es una historia de mueres; 4 relatos entrecruzados, 4 visiones particulares de un mismo personaje y un mismo pasado. Novela femenina y feminista en el mejor sentido de la palabra. Aquí los hombres están de adorno… y no lucen mucho. Con todo, es apta para ambos sexos; para quienes estén libres de prejuicios y de tópicos; para los que quieran pasar un buen rato en compañía de Bárbara, Judith, Michelle & Gilliam, y para los amantes de la literatura y del glamour. En definitiva, un libro para saborear al amor del fuego, como un buen chocolate caliente: intenso y reconfortante por igual.

RESUMEN
La vida de Judith Ordóñez no ha sido en absoluto sencilla. Desde que era bien pequeña tuvo problemas para conseguir lo que quería, de modo que se vio obligada a convertirse en una mujer fuerte y luchadora que pudiera valerse por sí misma.

Así, desde el momento en que se convirtió en escritora, la vida comenzó a sonreírle. Sus libros han cosechado éxito mundial, ha vivido en Inglaterra felizmente casada con un hombre que la ama, ha tenido una hija con la que siempre se ha llevado bien… De modo que no puede quejarse, pues consiguió todo lo que deseaba y se lo ganó por sí misma, sin ninguna clase de ayuda.

Sin embargo… ahora su vida está a punto de acabar. Durante su carrera como escritora, denunció sin parar las costumbres y represiones islamistas, por lo que se ganó el apodo de “zorra infiel”… y que un grupo terrorista planeara su muerte.
Ahora, Judith agoniza en un hospital, noticia que se ha expandido rápidamente por todo el planeta. Y la gente de su entorno, de su pasado y de su presente, se lo toma de muy distintas maneras.

Por ejemplo, Bárbara lamenta muchísimo haber tomado la decisión equivocada cuando tuvo la opción de vivir una realidad en lugar de verse atrapada en una mentira. Michelle, la “super-malísima”, no puede evitar alegrarse, pues siempre vio a Judith como una enemiga y un peligro para su relación, de modo que ahora se siente libre. Y Gillian cree que la vida para ella va a ser muy complicada después de perder a su madre, pues ¿qué será de ella ahora que ha perdido el apoyo materno?

MI OPINIÓN
Ya tuve la suerte de leer esta novela antes de que la autora la publicara, pero fue hace demasiados años, de modo que me apetecía releerla ahora que por fin había sido editada. Y, al igual que en mi primera lectura, me ha parecido una novela maravillosa, que engancha y que, inevitablemente, te hace reflexionar.

Personajes. Pese a que la protagonista es Judith Ordóñez y a que toda la novela gira en torno a ella, con quien comienza la historia es con Bárbara. Una mujer de casi sesenta años que ha vivido atrapada en un matrimonio sin amor por culpa de una mala elección que hizo cuando era joven. Ella es siempre mostrada como la víctima, como la ingenua cegada por el amor que ni podía, ni quería ver lo que se le venía encima; y, en mi opinión, tuvo lo que se merecía. No porque fuera malvada, sino porque fue demasiado tonta y no quiso ver la verdad que tenía delante. Sin embargo, ella juega únicamente un papel pasivo; la verdadera protagonista es Judith.

Es imposible que Judith te caiga mal. Desde los comienzos de su vida vemos que lo ha tenido muy difícil para salir adelante, que nunca contó con ninguna clase de apoyo por parte de su familia, motivo por el cual se tuvo que buscar la vida desde muy temprana edad. Conoció a Bárbara y a Michelle a través del tradicional correo postal; empezó a cartearse con ambas, la amistad entre las tres fue creciendo y, al menos con Bárbara, llegó a su punto álgido cuando se conocieron en persona por fin.

La relación de amistad entre estas dos mujeres es realmente bonita, sólida y firme, de las que ya no quedan. Ambas tenían mucho en común: las peleas con sus respectivas familias, el amor por la literatura, el odio por la tierra que las vio nacer, la bisexualidad que ninguna de las dos quería esconder… Pienso que, de no haber sido por la honestidad de una y la ceguera de otra, podrían haber tenido una bella y feliz vida juntas.

Pero aún queda por aparecer la tercera en discordia: Michelle. Amiga por correspondencia de Judith, es a través de ésta como conoce a Bárbara, aunque nunca llegan a coincidir las tres en persona. Michelle también tiene cosas en común con las primeras mujeres, aunque no tantas como entre ellas dos; sin embargo, su carácter será lo que prenda la mecha de la enemistad entre ella y Judith. Asuntos que no consiguen resolver a través del diálogo las llevan a distanciarse para siempre, quedando Bárbara justo en el medio…

Bárbara, íntima amiga de Judith, de quien ésta se ha ido enamorando poco a poco, pero que no la ama de la misma forma. Bárbara, la más maleable de las tres, la que fue a enamorarse de la persona equivocada…
Judith es demasiado honesta y sincera, mientras que Michelle es astuta y manipuladora. Bárbara está justo en el medio de su disputa… pero sólo temporalmente.

De los tres primeros relatos, me quedo sin duda con el de Judith. Bárbara no me ha caído mal, pero su parte es muy corta y se pasa casi volando; la que verdaderamente te atrapa es la de la escritora. Ves cómo lucha, cómo va obteniendo poco a poco lo que ha querido siempre, y no puedes evitar alegrarte por ella.
Y el relato de Michelle es como ella: cruel y despiadado, sin pizca de piedad ni compasión por parte de ella. En cuanto a Gillian, sólo diré que, al igual que su madre (Judith), me ha encantado como personaje y me he quedado con ganas de saber mucho más de ella y de su vida en pareja.

Creo que me he excedido en este apartado, pero es que esta es una novela de personajes: son Bárbara, Michelle, Judith y Gillian quienes llevan el peso de la narración. Merece la pena detenerse a conocerlas, a ahondar en sus corazones y conocer sus puntos de vista; sólo así se construye esta novela.

Escritura. Sólo se me ocurre describirla como: sublime. Elegante. Directa. Detallista. Me encantó el estilo de Julia cuando leí esta historia por primera vez y ha logrado conquistarme de nuevo en esta relectura. Quizá el primer relato se hace un poco cuesta arriba, porque da la sensación de que no avanza demasiado debido a todos los recuerdos que inundan a Bárbara. Quizá, en mi opinión, la autora abusa de los puntos y comas y de los dos puntos, con los cuales enlaza (para mi gusto) demasiadas frases que podrían ir separadas.
Pero ésas son las dos únicas pegas que podría encontrarle al estilo narrativo de Julia Ortega y, como veis, se trata de cosas totalmente subjetivas. Por lo demás, no tengo más que alabanzas.

LEALTADES ENFRENTADAS (Julia Ortega)Edición. Maravillosa. Una portada perfecta, demostrando que es una novela hecha por y para mujeres; y además, creo que la mariposa tiene algo que ver con la evolución, con la metamorfosis. Creo, o eso me parece adecuado pensar, ya que los personajes (aunque no todos ellos) evolucionan a lo largo de la trama. Claramente, Judith y Gillian lo hacen, de modo que quizá la mariposa quiera decir eso. Pero no lo sé seguro, que conste.
A la derecha podéis ver una de las diferentes portadas que esta novela ha tenido.

Historia. Nunca me había encontrado con una novela realista que tratara, de forma tan acertada, un tema tan común como es la ruptura de una amistad y todo lo que ésta conlleva. Sí, la novela cuenta las vidas de cuatro mujeres, pero el hilo conductor, al menos como yo lo veo, es el fin de la amistad entre Judith y Michelle. Cómo empieza todo, dónde se origina el problema, qué hacen las dos al respecto y cómo siguen con sus vidas después de haberse separado para siempre. No sé si es como la autora pretendía que lo viésemos, pero a mí al menos me parece que ésa, y no otra, es la trama principal.

De no haberse roto la amistad entre Judith y Michelle, jamás las habríamos conocido; ni a ellas ni a Bárbara y Gillian. Jamás hubiéramos asistido a los errores de cada una, al orgullo de Michelle, la honestidad de Judith, la ceguera de Bárbara, el romance de Gillian; jamás habría existido Lealtades enfrentadas, y no me estoy refiriendo únicamente a la novela que estoy reseñando aquí y ahora, sino… a la venganza de Judith. Una venganza que coció a fuego lento durante varios años y que la dejó más que satisfecha, que dio a cada una de las implicadas lo que se merecía y que cerró definitivamente un ciclo en las vidas de las tres mujeres.

Una novela sublime, en serio. Una novela que podría suceder en la vida real, pues ¿quién no se ha peleado jamás con alguien a quien consideraba su amigo/a y ha querido vengarse? ¿Quién no ha podido regodearse en la venganza, en la satisfacción de ver al otro pagando por lo que ha hecho? ¿Quién no ha sufrido jamás por amistad, por amor, por odio, por celos, por orgullo…?

Cualquiera, absolutamente cualquiera podría ser Bárbara, cegada por amor; Judith, independiente y paciente; Michelle, orgullosa y controladora; Gillian, la “hija de” que se ve obligada a madurar demasiado pronto. Especialmente las mujeres se sentirán identificadas con la historia, desde luego, pero no por eso los hombres deberían mantenerse alejados de ella. Al contrario: yo se la recomiendo a todo el mundo sin importar su sexo ni orientación sexual.

¿Lo mejor? Los personajes, en especial Judith.
¿Lo peor? Esos detalles que mencioné en el apartado de escritura.

¿Lo recomiendo? Y lo seguiré recomendando toda mi vida. Leedlo, por favor.

PD: Os recomiendo que os paséis por el blog de la autora, pues Lealtades enfrentadas tiene segunda parte… 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: