El jardín del invierno

Blog de reseñas literarias de @SilenZahra

Heraldos del bien y el mal, Víctor Conde

en 14 octubre, 2013

Hello everybody!
De nuevo vengo con la reseña del final de una saga, compuesta por Heraldos de la luz, Heraldos de la oscuridad y éste último libro.

portada-revelada-heraldos-del-bien-el-mal-el--L-rkQjhH

Título: Heraldos del bien y el mal
Autor: Víctor Conde
¿Saga? Heraldos #3.
Editorial: Hidra
ISBN: 9788492939817
Número de páginas: 494
Publicación: 2012
Género: Fantástica, juvenil
Sinopsis: Tres es el número perfecto. Y la tercera batalla, la última, se librará en el Infierno. Ángeles y demonios se han visto forzados a unirse en un mismo bando para combatir a un enemigo con un poder inimaginable. Erik, Tanya y Mauro, los tres elegidos, tienen poco tiempo para averiguar qué les reserva a cada uno la Profecía de los Niños Perdidos antes del cataclismo final.

RESUMEN
La Profecía está a punto de concluir. Los Niños Perdidos deben llevar a cabo la última parte de su misión, reuniéndose por fin tras los extraños cometidos que hubieron de cumplir antes de que los ángeles se viesen obligados a abandonar su hogar.

Mientras Séfora lidera el pequeño grupo de ángeles supervivientes a la batalla que solicitan asilo en el Infierno, Erik, Tanya y Mauro se reúnen de nuevo, en casa de la chica, para decidir qué hacer a continuación. Ella ya ha cumplido con su papel en la historia de la Creación, pero no sabe que aún le queda la parte más importante…

Erik y Mauro, por su parte, se ven obligados a acudir al Infierno, con Séfora, pues es allí donde va a librarse la última batalla.  Ya tuvieron lugar las dos primeras, en la Tierra y en el Cielo, y ahora, ángeles y demonios deben aliarse para abatir a un enemigo común.
Y los Niños Perdidos son la clave de todo.

MI OPINIÓN
Este tercer libro no me ha conquistado tanto como el anterior. En mi opinión ha sido un poco más pesado, más lento que los dos primeros, aunque el final ha sido muy sorprendente, por lo que ha merecido la pena, sin duda.

Personajes. En mi opinión, no es que hayan evolucionado mucho. Erik sigue siendo igual de egocéntrico, pero valiente y un buen amigo. Tanya es la más inteligente, la que toma las decisiones y la iniciativa, y yo la veo como la líder, la principal, la más importante. Mauro es quizás el que más ha evolucionado, al menos eso se ve desde el primer libro.

Sí que tenemos un personaje nuevo: Rhea, aunque no es exactamente nueva. Era la compañera de Mauro al principio de toda esta historia, pero se separaron cuando él asumió su papel de querubín en la profecía. En este libro se le ha dado un poquito de protagonismo, la hemos podido conocer y hemos podido ver su relación con Mauro, y finalmente ella también cobra algo de importancia.

Escritura. Como ya he comentado, me ha parecido que este libro avanzaba mucho más lento, que el autor se paraba demasiado en las descripciones y en los pensamientos de los personajes, dando siempre vueltas a las mismas ideas en lugar de avanzar. No sé, es lo que me ha parecido a mí; todo lo contrario que el segundo libro, que me enganchó tanto que me lo “bebí” en poquitos días.

Una cosa que quisiera comentar es que también veo que la saga en general está mal estructurada. En total se divide en seis partes, de forma que cada libro contiene dos de ellas, y las tres últimas llevan por título: “El evangelio según San Erik/San Mauro/Sta. Tanya”, dando a entender que cada una de ellas se centra más en cada uno de esos personajes. Bien, pues en la parte de Erik es Mauro quien tiene más protagonismo; en la de Mauro, Tanya; y en la de Tanya, Erik lo acapara todo. Haciendo un balance general, me refiero. Y, en fin, lo veo como un fallo, no sé. Es mi opinión.

-Edición. En este apartado debo decir que tengo más o menos la misma impresión que con lo del “Evangelio según San X”, pero con las portadas. Al menos en los dos últimos casos, no las veo adecuadas. Es decir, Tanya protagoniza la portada de Heraldos de la luz y en mi opinión, es una portada apropiada, porque ella prácticamente cobra todo el protagonismo en ese primer libro. Sin embargo, Mauro protagoniza la cubierta de Heraldos de la oscuridad, cuando en ese libro es Erik quien más protagonismo tiene (desde mi punto de vista, ojo). Y finalmente, Mauro obtiene por fin más protagonismo en el último libro… pero es Erik quien aparece en la portada.
Nada más que añadir.

Historia. No tiene ningún desperdicio. El autor ha tejido unos hilos que enganchan al lector y lo mantienen queriendo saber en todo momento qué nuevo acontecimiento bíblico vivirán los protagonistas; cómo será el Infierno; cómo pondrán fin a esta guerra cósmica que se ha desatado; y, sobre todo, cuál es el papel de los Niños Perdidos en todo ello.
Si no fuese por los temas que he comentado en los apartados de Escritura y Edición, este libro sería una obra maestra. La trilogía, de por sí, lo es pese a los pequeños fallos (que, como veis, son completamente subjetivos).

¿Lo mejor? Los personajes y la trama.
¿Lo peor? El tema de la escritura ya mencionado.

¿Lo recomiendo? Si os gustan las historias de fantasía bien trabajadas y verosímiles, no la dejéis escapar 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: