El jardín del invierno

Blog de reseñas literarias de @SilenZahra

Pídeme lo que quieras o déjame, Megan Maxwell

en 13 noviembre, 2013

¡Hola a todos!
De nuevo me tenéis por aquí para contaros qué me ha parecido el final de esta trilogía. AVISO: Puede haber spoilers de los dos primeros libros.

9788408118282

Título: Pídeme lo que quieras o déjame
Autora: Megan Maxwell
¿Saga? Pídeme lo que quieras #3.
Editorial: Esencia
ISBN: 9788408118619
Número de páginas: 500
Publicación: Julio de 2013
Género: Realista, erótica, romántica
Sinopsis: Judith y Eric regresan de su viaje de novios tras una boda de ensueño. Él se siente el hombre más feliz del universo y no se imagina su vida sin ella; sin embargo, los celos y el afán de protección de Eric los enfrenta una y otra vez.
Por su parte, Judith está encantada con su Iceman particular y siempre intenta verlo todo por el lado positivo, aunque en más de una ocasión se llene el cuello de ronchones… Disfruta de Eric y de sus juegos sexuales, excepto cuando él le susurra que uno de sus mayores deseos es tener un hijo con ella.

RESUMEN
Después de una boda de ensueño, Judith se encuentra en México de luna de miel junto a su recién estrenado marido, Eric Zimmerman. Su vida es ahora mismo una vorágine de amor, pasión, lujuria y felicidad, la cual no desea abandonar por nada del mundo.

Al regresar a casa, la suerte continúa sonriéndole, pues tiene una familia maravillosa y se lleva genial con su familia política. Además, tiene buenos amigos con los que sabe que puede contar y con los que, de vez en cuando, juega en compañía de Eric.

Sin embargo, de vuelta a Alemania, mientras intenta retomar su rutina, Judith se encuentra con dos graves problemas que no está segura de estar preparada para afrontar… y que pueden implicar el que pierda a Eric para siempre.

MI OPINIÓN
Este es con diferencia el libro más azucarado y empalagoso de toda la saga. En el primero vemos cómo Judith y Eric se conocen y cómo crece la atracción entre ellos. En el segundo asistimos a la adaptación de Judith a su nuevo entorno y a su nueva familia en Alemania.
Y en este tercer libro… básicamente se resume todo en amor, pasión, lujuria y mucho sexo. La trama se sustenta en eso y poco más… Los problemas que surgen, que son en principio dos, se resuelven con asombrosa facilidad y la pasión vuelve a reinar en las vidas de Judith y Eric. Así es en todo el libro.

Personajes. Judith es insoportable. En los libros anteriores no me lo pareció tanto, porque en parte pienso que tenía razón al rebelarse contra Eric, alias Don Manipulador. Pero aquí… Aquí Judith se pasa el día repitiendo: “Mi hombre, mi amor, mi maridito, mi alemán”. Constantemente. Y lo peor es que lo hace cada vez que se refiere a Eric. No puede decir “Mi marido Eric”, sino que tiene que repetir toda la cantinela de “Mi amor, mi marido, mi hombre, mi alemán”. Todo junto cada vez que se refiere a él. CANSINA.

Por otro lado, una vez más demuestra que no sabe afrontar los problemas y que se deja manipular por cualquiera. Me sorprende que a estas alturas de la vida no haya aprendido a convivir con Eric y a evitar permitir que cualquiera pueda meterse en su relación… SPOILER: Para colmo, cuando se queda embarazada, se pasa la vida llorando y se vuelve el triple de insoportable de lo que ya es. FIN SPOILER.

En cuanto a Eric, de nuevo vuelve a cometer el error de la desconfianza y de creerse lo primero que le cuentan para ponerlo en contra de su mujer… a la que, por otro lado, quiere tener controlada y localizada a absolutamente TODAS las horas del día. Cansino él también.

La hermana de Judith también me parece demasiado, digamos, “loca” e insoportable, teniendo en cuenta que acaba de divorciarse y que tiene dos niñas pequeñas… Flyn aquí apenas ha tenido importancia, todo lo contrario que en el segundo libro, y sin embargo Dexter ha cobrado algo más de protagonismo. La verdad, de todos los personajes secundarios, yo solamente salvaría a Björn, que se ve desde el principio que es un amigo de los de verdad, de los que ya no quedan.

Escritura. Dado que la novela está narrada en primera persona por Judith y que ésta me ha resultado insoportable, he de decir que la narración me ha parecido muy repetitiva. Vamos, igual que en los primeros libros: todo el rato usando “expresiones” tales como “Mmmmm”, alargando muchísimo las vocales cuando el personaje se siente feliz (como cuando habla con su sobrina pequeña: “¡Holaaaaaaaa! ¿Cómo está mi pequeñinaaaaaaaaaa? ¡Ay que te comoooooooooooo!” y semejantes…), sonriendo todo el rato (de verdad que parece que le dan un premio a la autora por cada vez que escribe la palabra “Sonrío”. ¡Qué cansina!) y cada dos por tres repitiendo la palabra “¡Sexo!”. Así, entre signos de exclamación, como si el hecho de que Judith vaya a tener sexo con Eric o con cualquiera de sus amigos fuera un acertijo que ella debe adivinar y que, al hacerlo, la fuesen a condecorar o algo (no sé si me he explicado bien, pero bueh).
Y qué decir de lo de “Mi marido, mi hombre, mi alemán, mi amante”. ¿¿¿¿De verdad hay necesidad de repetir toooooooooodas esas palabras cada vez que Judith se refiere a Eric????

libros-trilogia-pideme-lo-que-quierasEdición. Nada nuevo en este aspecto. Siempre comento que todas las novelas eróticas que se publican últimamente tienen portadas muy similares, y en el caso de la trilogía de Megan Maxwell no iba a ser menos. Un fondo negro con un objeto en el centro, en este caso una flor, cada vez de un color según el libro… Qué poca originalidad. En mi opinión, claro.

Historia. Ya he contado en qué consiste la trama básicamente: amor, amor y mucho amor. Jamás me había topado con un libro TAN empalagoso… Bueno, quizá Crepúsculo, pero no me acuerdo bien (ojalá pudiera borrar el recuerdo de esa tetralogía… Creo que jamás perdí tanto el tiempo que cuando leí esos cuatro libros. En fin). El caso es que prácticamente no pasa nada interesante, y si pasa, a las dos páginas ya está olvidado.

SPOILER: Lo de Laila me pareció metido con calzador, como si la autora no tuviese preparado nada nuevo que pudiese suceder en las vidas de sus personajes y enganchar al lector. El caso es que nuevo NO es, porque Laila es, simplemente, Betta 2.0. Hace exactamente lo mismo, sólo que de un modo un poquitín diferente, pero con el mismo objetivo y obteniendo el mismo resultado: Eric y Judith no confían el uno en el otro. Ella le oculta secretos y él se traga lo primero que le cuentan acerca de su mujercita. Pero, vamos, lo mejor es lo del embarazo. Ella no queriendo ser madre y tragándose el embarazo por él… y él a punto de dejarla. Anda que… menuda pareja basada en la confianza y el respeto mutuo (nótese el sarcasmo). Desde luego muchas veces pienso si no será que ambos se quedaron atrapados en la adolescencia, porque es que actúan como críos. ¿Pero cómo van a ser padres esos dos? ¡Tendrán que madurar primero! FIN SPOILER.

En fin, me estoy yendo mucho por las ramas para exponer mi opinión, pero creo que ya ha quedado bastante clara. No me creo la relación de Judith y Eric, y no tiene nada que ver con el tema del sexo (cada cual sabrá lo que hace con su vida sexual), sino con el de la confianza. A lo largo de toda la saga ha quedado demostrado que no confían el uno en el otro, y es por eso por lo que no me creo que los problemas se vayan tan rápidamente y que sigan siendo felices. Yo, personalmente, no creo que puedan serlo, porque se fían más de terceras personas que el uno del otro. Pero, al fin y al cabo, sólo es mi opinión.

¿Lo mejor? Que se ha acabado.
¿Lo peor? JUDITH. Cansina…

¿Lo recomiendo? Rotundamente no. Allá cada cual, por supuesto, pero dado que este es mi blog y aquí expongo mis opiniones sobre los libros que leo, pues mi recomendación es que no leáis este libro. Ni la saga, vaya. Pero sólo es mi opinión.

PD: Aclaro que si me he leído este tercer libro fue porque quería acabar la saga. Pensaba que ya estaría conclusa en el segundo libro, pero ya que finalmente hubo un tercero, quise saber cómo concluía la historia. La verdad, me lo podría haber ahorrado, pero bueno. Al menos ya sé que no debo volverme a acercar a los libros de esta autora.

Anuncios

2 responses to “Pídeme lo que quieras o déjame, Megan Maxwell

  1. ana dice:

    Como muy bien lo dijiste este es tu block. Pero yo los leí y me parecieron muy buenos, solo que para mi tienen muchos errores, en la forma de contar la historia…

    • silenzahra dice:

      Hola, gracias por pasarte. Me alegro de que disfrutaras los libros, de verdad 🙂 En lo que sí coincidimos es en los muchos errores que tiene la novela a la hora de narrar, una buena corrección no le hubiera venido mal.
      ¡Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: