El jardín del invierno

Blog de reseñas literarias de @SilenZahra

Diabólica, Carolina Lozano

en 13 diciembre, 2013

¡Hola a todos!
Traigo la reseña de una novela que he llegado a leer tres veces, así que podéis imaginar que me gusta bastante ^^

Diabolica_carolina_lozano_jr

Título: Diabólica
Autora: Carolina Lozano
¿Saga? Libro independiente.
Editorial: Versátil
ISBN: 9788493704230
Número de páginas: 301
Publicación: Abril de 2009
Género: Juvenil romántica, fantasía paranormal
Sinopsis: Cuenta la leyenda que en el sur de Francia, en los albores de 1450, tres jóvenes de gran pureza hicieron tres promesas que, aún pronunciadas desde el amor y el sacrificio, iban a abocarlos irremediablemente a la Oscuridad.
Así fue como Adrianne, la más pura entre las almas de la época, una joven que jamás había conocido la maldad, se vio empujada a entregar su alma al Maligno para salvar a quien más amaba.
Pero su sacrificio nunca fue suficiente, y los hados iban a llevarla a una situación funesta en que tendría que decidir cuánto más estaba dispuesta a dar para salvar no sólo a quien amó en su inocencia, sino también a quien amaba con la oscuridad de su alma. Y, mientras tanto, un pueblo iba a ser testigo de la lucha entre el Bien y el Mal, pero no todos sobrevivirían.
Porque… el Mal no iba a conformarse con tres almas, si podía someter a toda la humanidad.

RESUMEN
Adrianne de Beaumont siempre ha sido una joven pura, inocente y risueña, que sigue a pies juntillas los decretos eclesiásticos y adora tanto a su familia como a sus dos amigos del alma, Gaspard y Kartal.

Sin embargo, mientras que Gaspard es francés como ella, Kartal procede de las lejanas tierras del Este, las cuales, siendo ellos tres niños, lo reclaman para que cumpla con su cometido.

El día de su partida, Adrianne consigue arrancarle la promesa de que regresará a por ella.
Sin poder siquiera imaginar que se estaba condenando a sí misma.

Aquella fue sólo la primera de las promesas. Con el paso de los años, Adrianne y Gaspard formalizaron su relación, de forma que estaban a punto de casarse cuando, de improviso, Kartal regresó.

Cumplió su promesa, y entonces fue el turno, tanto de Gaspard como de Adrianne, de pronunciar juramentos que, inevitablemente, se volverían en su contra tarde o temprano.
Pues el Mal acecha… y no va a conformarse con una sola alma.

MI OPINIÓN
Cuando se publicó esta novela, allá por el año 2009, me puse a buscarla como una loca, pues había leído los dos primeros libros de la autora, la primera y la segunda parte de su saga Las Sendas de la Profecía, y me habían encantado tantísimo, que quería seguir leyendo sus escritos.
Y ya veis si Diabólica me encantó tanto, que esta ha sido la tercera vez que la leo.

Personajes. La protagonista de esta historia es Adrianne de Beaumont, una joven muy, muy buena, que jamás es capaz de ver la maldad en las personas que la rodean y piensa que, por el contrario, todos son tan buenos y puros como ella.
Desde luego, está muy, muy equivocada.

A lo largo de toda la novela, veremos cómo la Adrianne casta y pura del principio, tan fiel a Dios y a sus directrices, poco a poco se va dando cuenta de cómo es en realidad el mundo y se desengaña; y todo esto, a causa de tres promesas que tanto ella como Gaspard y Kartal pronunciaron… antes de que el Mal destrozase sus vidas.

SPOILER: La verdad es que la Adrianne del principio nunca me gustó. Me costaba creer que realmente fuera tan pura, tan buena, tan crédula… Por eso, debo decir, casi me alegra que Kartal la obligara a condenar su alma. Porque, aunque ahora Adrianne ya no podrá ir al paraíso cuando muera, al menos dejará de vivir en la inopia; incluso, aunque absolutamente nadie llegue a saber nunca que se sacrificó por un pueblo entero, por lo menos es consciente de ello. Al menos sabe de la maldad y la mezquindad de la gente, que nadie está libre de pecado y que todos, incluida ella misma, albergamos bien y mal en nuestro interior. FIN SPOILER.

Por otro lado tenemos a Gaspard, que se podría decir que es la versión masculina de Adrianne: también muy creyente, incapaz de ver la maldad ajena, con una gran fuerza de voluntad… pero al que hay que estar cuidando constantemente. A pesar de la entereza con la que lleva los reveses que le da la vida, me ha parecido el personaje más débil y manipulable de toda la novela.

Y por último está Kartal, el “malo” de esta historia. En realidad, según como se mire, puede ser el villano o no serlo, pues, en el fondo, tan sólo cumplió con la promesa que le hizo a Adrianne, a la que ama desde siempre. Pero, al mismo tiempo, la obligó a condenarse, la forzó a dejarlo todo atrás y le arrebató la posibilidad de elegir sobre su propia vida. Por tanto, este personaje me parece muy ambiguo y, por ello mismo, es el más interesante, en mi opinión. SPOILER: Aunque no hubiese estado de más saber qué le sucedió exactamente en Valaquia y cómo tuvo contacto, por primera vez, con el Mal… FIN SPOILER.

Por supuesto hay muchos más personajes, todos ellos muy interesantes y con oscuros secretos, pero de entre todos ellos, hay que destacar a Gabrielle de Renaud y al padre Corbet. De los mejores, pienso yo.

Escritura. Siempre me ha gustado mucho el estilo de Carolina Lozano, que ya empezaba a definirse en esta su tercera novela. Sus palabras te llegan al alma y te atrapan, sumergiéndote de lleno en esta historia tan diferente. Solamente le pondría una pega y es que, en ocasiones, el lenguaje puede resultar demasiado recargado, demasiado barroco.

Edición. La portada es maravillosa. Desde la primerísima vez que la vi, me enamoró, y con el paso de los años no ha hecho sino encantarme más y más poco a poco. Es perfecta, y la cubierta no se queda atrás. Sin embargo… no puede decirse lo mismo del interior. Está plagado de errores de todo tipo: ortográficos, gramaticales, de puntuación… Son desesperantes, de verdad. Y me da muchísima pena, porque una historia tan buena, con una portada preciosa, no ha sido mimada como es debido por la editorial que la publica. Un vistazo a cualquiera de sus páginas lo demuestra; casi se diría que hay más fallos que aciertos.

Historia. Como he comentado, la trama de esta novela es diferente; al menos, yo nunca me he llegado a encontrar con una historia con estas premisas: amor, religión, sacrificio, maldad, Edad Media y Francia. Esos son los principales ingredientes de este libro, a la vez mágico y realista, pues trata el tema de la creencia en el Bien y el Mal desde un punto de vista totalmente diferente e inesperado. Pero eso sí: con la predominancia del amor sobre todo lo demás.

¿Lo mejor? Adrianne.
¿Lo peor? Gaspard. A mí es que este chico me parece muy pavo.

¿Lo recomiendo? Desde luego. Es una historia original que te atrapa, aunque si no eres capaz de soportar o bien los constantes fallos ortográficos, o bien las constantes alusiones a la religión (o ambos), mejor no te acerques a él. (Es un consejo, claro, no una orden.)

PD: Como curiosidad, os dejo el enlace a la web de la autora, en la que aparece mucha información interesante sobre sus novelas (Las Sendas de la Profecía, Diabólica y Taibshe, entre otras), el proceso de creación, los paisajes que inspiraron la ambientación, etc. En mi opinión, es muy interesante conocer estas cosillas, sobre todo si, al concluir la lectura, te quedas con ganas de más 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: