El jardín del invierno

Blog de reseñas literarias de @SilenZahra

La leyenda del rey errante, Laura Gallego García

en 17 noviembre, 2014

¡Hola a todos!
Sé que tendría que haber traído esta reseña mucho antes, pero he preferido, al menos durante las primeras dos semanas, dedicarme por entero al NaNoWriMo, que me está sirviendo para escribir mucho este mes ^^
En esta ocasión, he reseñado una novela que ya leí hace algunos años y que me apetecía volver a leer.

Rey

Título: La leyenda del rey errante
Autora: Laura Gallego García
¿Saga?
Libro independiente.
Editorial: SM
ISBN: 9788434888180
Número de páginas: 216
Publicación: 10 de Junio de 2006
Género: Fantástica, histórica, juvenil
Sinopsis: Cuenta la historia de Walid, un príncipe árabe que desea ser un gran poeta. Para ello, pide permiso a su padre para asistir al prestigioso certamen poético de Ukaz. Pero el rey le pone como condición que primero ha de demostrar que es el mejor poeta de su reino. Walid organiza su propio certamen de poesía pero, durante tres años consecutivos, le vence Hammad, un humilde tejedor de alfombras, pobre y analfabeto. 
Envidioso, Walid lo nombra historiador real y le impone una serie de tareas imposibles, como ordenar el enorme y caótico archivo de palacio o tejer una alfombra que contenga toda la historia de la humanidad. Pero…¿qué ocurriría si Hammad lograse tejer esa alfombra? 
La leyenda del Rey Errante es una historia de aventuras, en cuyas páginas encontramos reyes, bandidos, mercaderes, ladrones, tejedores de alfombras, príncipes, asesinos, poetas, beduinos y algún que otro djinn o genio del desierto. Pero, sobre todo, es la historia de alguien que cometió un error y hará todo lo posible por repararlo.

RESUMEN
Walid es un príncipe árabe que se considera poseedor de todas las virtudes necesarias para ser un buen príncipe. Es el hijo del rey Huyr, rey de Kinda, al que sucederá en el futuro, y se siente muy feliz de pertenecer a un reino tan próspero y culto.

Walid adora la poesía. Le encanta escribir hermosas casidas y desea participar en el certamen de poesía de Ukaz, pues cree que tiene las aptitudes suficientes como para poder ganar. No obstante, su padre no le permitirá presentarse a dicho certamen hasta que haya demostrado ser el mejor poeta de Kinda.

De modo que Walid convoca un certamen en su reino, en el que todo el mundo, incluido el propio príncipe, piensa que él será el vencedor. Sin embargo, el jurado, imparcial, decide que el mejor poeta de Kinda es un humilde tejedor de alfombras, Hammad, que ni siquiera sabe leer y escribir, pero que consigue vencer al príncipe Walid tres años seguidos.

Y Walid, pese a ser un príncipe noble y generoso, también es ambicioso y muy rencoroso…

MI OPINIÓN
Cuando leí este libro por primera vez, allá por el 2009, me gustó bastante más de lo que me ha gustado ahora. En su momento me pareció una historia sencilla, pero buena y bien trabajada. Ahora, sin embargo, la he visto pobre, poco desarrollada, como si le faltaran muchas páginas; como si muchas cosas se hubieran contado con demasiada rapidez y brevedad.

Personajes. Walid, el protagonista, no es ni mucho menos un príncipe noble, valiente, generoso y prácticamente perfecto. En realidad, por mucho que se dedique con esmero y cariño a resolver las cuestiones políticas de su reino, en lo personal es tremendamente orgulloso y vengativo. Por el simple hecho de ser un buen príncipe, también se cree con derecho a reclamar el título al mejor poeta de Kinda, lo que demuestra su orgullo y su arrogancia, ya que una cosa no tiene nada que ver con la otra.

Y, efectivamente, como he dicho, Walid no gana ninguno de los tres certámenes de poesía que convoca en su reino a lo largo de tres años. Las tres veces es vencido por Hammad, un humilde tejedor de alfombras que tiene tres hijos y que se presentó a los certámenes para tratar de dar un futuro mejor a su familia. Hammad es un hombre pobre que no ha crecido entre algodones, sino que ha tenido que luchar para poderse ganar lo poco que ahora tiene, motivo por el cual sabe apreciar de corazón todo lo que ha conseguido, siendo su principal preocupación la felicidad de su familia.

Es un personaje completamente opuesto a Walid, ya que él compone poesía con el corazón, sintiéndola de verdad, y si se ha presentado a los certámenes ha sido para obtener los premios que garantizarían un futuro mejor a su familia y no por ambición, orgullo o por demostrar que es el mejor. Por desgracia, el tejedor de alfombras ha ido a dar con una persona que no está acostumbrada a perder, que no acepta ser humillada y quedar relegada a un segundo puesto; que aspira a ser la mejor sin importar el coste. Walid, en lugar de aceptar la derrota con deportividad, la toma con Hammad y se aprovecha de su condición de príncipe para vengarse de él de la manera más cruel.

Walid es cruel. Tremendamente cruel. Extremadamente cruel. Terriblemente cruel (como la canción xD). Por ambición, por orgullo, por arrogancia, la toma con un hombre pobre que sólo buscaba sacar adelante a su familia, y las consecuencias, tanto para el tejedor de alfrombras como para el príncipe, son terribles. Y eso es lo único que me consuela: que Walid recoge lo que siembra.

Creo que Walid ha sido el primer protagonista al que he odiado de veras. No por ser muy pavo, por estar empanado, por ir de víctima… no; sino porque es verdaderamente una mala persona. Eso que nos dicen al principio de que es bueno, generoso y noble es la mayor mentira que he leído jamás, ya que el propio príncipe, con su actitud y su mal perder, demuestra que es precisamente lo contrario a noble y bueno. Una joyita de personaje, vamos.
Por eso digo que me consuela el saber que recoge lo que siembra; sus malas acciones no quedan impunes, de forma que, al menos, veremos cómo Walid evoluciona a lo largo de la novela. Mi problema fue que, aun así, no llegué a perdonarle del todo xD

Escritura. A pesar de que el estilo de Laura Gallego siempre me ha cautivado, en esta ocasión deb0 decir que lo vi muy verde, como si aún le faltara mucho por aprender; y supongo que tiene su lógica, ya que, si no recuerdo mal, fue de las primeras novelas que publicó. Por raro que suene, Finis mundi, que salió unos años antes, me parece más trabajada y mejor desarrollada.

Como he dicho, una de las pegas que le veo a La leyenda del rey errante es que pasan muchísimas cosas a lo largo de muchos años, al menos diez, y están todas muy condensadas en poquitas páginas. En más de una ocasión, no te da tiempo a ver si de verdad el personaje ha evolucionado o no, si ha aprendido algo o no, porque enseguida esa parte se termina y sucede algo que lleva a Walid a otra situación diferente. En ese sentido, creo que a esta historia le falta profundización.

lre_cart2Edición. En mi caso yo tengo la portada de la primera edición, la que he puesto arriba, pero sí que debo decir que me gusta más la que os dejo a la derecha, aunque sea un spoiler como una casa de grande xD

Historia. Esta es, principalmente, la historia de la evolución de una persona orgullosa, arrogante y vengativa. La trama comienza con un príncipe que comete graves errores y que debe encontrar la manera de enmendarlos. El planteamiento, así como la documentación que hay detrás de la novela, son impecables, en ese aspecto no tengo una sola queja. El problema, o los problemas, como ya he dicho, vienen siendo dos: el protagonista, Walid, y el desarrollo y condensación de la trama.

No quiero parecer una experta porque sé que no lo soy, pero, como lectora y escritora, creo que hay ciertas historias que piden un mayor desarrollo del que en un principio se les da. Y más, en el caso de tener como protagonista a una persona tan malvada y que aún necesita aprender mucho para poder mejorar. En estos casos, pienso yo, cuanta mayor es la profundización en los pensamientos del personaje, en su evolución, en las lecciones que va aprendiendo, mayor es la credibilidad de la historia en sí. En este libro me han faltado ambas cosas; Walid es una persona tan cruel y arrogante, que realmente me cuesta creer que se pueda reflejar su evolución en apenas dos o tres párrafos. No hubiera estado de más demostrar ese cambio, por pequeño que fuese, con alguna anécdota, algún diálogo, alguna escena que demostrase que estaba cambiando, que estaba dejando de ser arrogante y empezando a convertirse en alguien humilde. De la manera en que dicho cambio está narrado en la historia, a mí, personalmente, no me ha resultado creíble.

Por tanto, creo que añadiría unas cuantas páginas más a esta novela, de forma que el desarrollo de su protagonista, a medida que va acumulando vivencias y aventuras, sea reflejado de un modo verosímil.

¿Lo mejor? Hammad y su familia.
¿Lo peor? Walid y el desarrollo de la trama.

¿Lo recomiendo? Hum, reconozco que no sé qué decir. Por un lado, como historia, me ha gustado, pero por otro, me cojea tantísimo que no sé que decir, sinceramente. It’s up to you.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: