El jardín del invierno

Blog de reseñas literarias de @SilenZahra

La historia se repite

¡Buenas!

Fiel a mi costumbre, hoy vengo con malas noticias.

Escribo esta entrada desde mi tablet. Porque, aunque no hace todavía ni un mes me compré un portátil nuevo, resultó que venía defectuoso. La batería no cargaba, se apagó él solito, hacía un pitido muy raro… Vamos, que me duró dos semanas. A la tercera volví a la tienda y, pues, desde entonces.

Me dijeron que probablemente me intentarían arreglar el portátil roto, pero que si no podía ser, me darían uno nuevo. Y espero que sea exactamente igual, porque como el precio suba… I can’t afford it.

En fin. Esto sólo quiere decir que el blog seguirá muerto por más tiempo. Lo siento de verdad. Escribí algunas de mis opiniones de los libros que he ido leyendo en verano en mi cuenta de goodreads, por si las queréis buscar y leer. Hasta que pueda terminar de escribirlas todas y traerlas aquí… no sé cuánto tiempo pasará. I’m sorry.

En cualquier caso, se avecinan cosillas nuevas en el terreno personal. Llegó el otoño, mi estación favorita, lo cual quiere decir que en nada (este viernes, concretamente) cumpliré los veintiséis. Creedme cuando os digo que llevo teniendo la crisis de los treinta desde que cumplí veinticuatro xD

El lunes empiezo un curso que espero que me ayude a encontrar curro lo antes posible. Ayer se publicó Ladrones de libertad y me muero por pillarlo y devorarlo. Dentro de dos viernes sale por fin el remake de Superstar Saga y de verdad que me muero de ganas por hacerme con él y viciarme como si no hubiera mañana.

Y, con suerte, para entonces ya sabré algo sobre el portátil. Con suerte.

Siento no poder enlazar aquí abajo todas mis redes sociales, como hago siempre, pero lo cierto es que no me manejo del todo bien con la tablet. De todas formas, ya sabéis que soy SilenZahra en Twitter, Instagram y DeviantArt, y Sandra C. Gallegos en otras redes sociales. En entradas anteriores sí que podéis encontrar los enlaces.

Espero traer mejores noticias la próxima vez que me pase por aquí. De hecho, espero poder escribiros desde el portátil cuando vuelva a dejarme caer. Mientras tanto, os deseo una buena vuelta a la rutina y que tengáis un otoño estupendo.

¡Nos leemos!

Anuncios
Deja un comentario »

Desolée…

Sí, sé que estoy desaparecida y que debería haber dado señales de vida antes de que transcurriesen diez días desde que entramos en el mes de septiembre…

Sí, sé perfectamente que no tengo excusa. Que lo tengo todo abandonado: este blog, el otro, el canal… Incluso mi cuenta personal de facebook está muy dejada últimamente.

Pero lo cierto es que sí que hay un motivo. O más de uno, debería decir. El primero y el principal es que mi portátil se rompió. Sí, como el año pasado, que además también me pasó en verano. Cosas de la vida, no sé.

El caso es que en julio se rompió mi portátil, en agosto me lo recogió el servicio técnico y hasta el mismo día uno de septiembre no pude ir a comprar uno nuevo, que es desde el que os escribo ahora. También es un Lenovo, como el que acabo de perder, pero es un modelo diferente que me gusta más y que, al menos por el momento, funciona bastante mejor. Toquemos madera.

Así que esa es la razón principal de que todavía no haya escrito en goodreads mis opiniones de los libros que he leído durante el verano. También cuenta la pereza ocasionada por el calor sofocante que asola mis tierras en esta época, para qué negarlo. Y el que haya estado una semana fuera y volviera ayer mismo. Todo suma.

Me temo que soy una persona un tanto inconstante, porque lo mismo empiezo algún proyecto con las pilas más que cargadas, que me acabo aburriendo a la mitad y me olvido de él (cosa que me pasa también en lo que se refiere a escribir, por desgracia). Vaya, que no tengo ni idea de si escribiré en algún momento esas opiniones de goodreads.

Ya lo siento, pero entre que tengo mil cosas que hacer (por eso de ponerme al día y tal), que estoy leyendo muy poco últimamente, que prefiero entretenerme haciendo cualquier otra cosa y que tengo memoria de pez (es decir, que ya apenas recuerdo los detalles de los libros que leí en julio), dudo que vaya a hacerlo.

Ojo: he dicho que dudo. No me niego por completo. No sé si lo haré. Si me decido a hacerlo, no sé si será para este mes, para el que viene o para el siguiente. No lo sé y lo siento de verdad. Lo entendería si quisierais dejar de seguir el blog, porque ya veis lo inconstante y vaga que soy.

Y a pesar de todo, sigo queriendo hablar de libros. Quizá no de los que lea, o quizá no tanto de los que lea, pero tal vez sí me apetezca hablar de libros que quiero leer, de libros que llevan años esperando en mi estantería a ser leídos, de libros que no creo que vaya a leer nunca… En fin, un poco de todo.

No sé si acabaré haciendo esto o no. No sé con qué frecuencia lo haría, en caso de hacerlo. No sé si me acabaría aburriendo al cabo de no mucho tiempo y dejaría de hacerlo. Lo siento, pero es que no soy adivina. Ni constante. Pero eso ya lo había dicho.

En fin, creo que se nota bastante que estoy cansada y que tengo un señor cacao mental. El caso es que no he decidido todavía qué haré respecto a este blog y los libros que leo, pero siempre podéis seguirme en goodreads y estar ahí al loro de mis lecturas y de las puntuaciones que les pongo, que ya es una pequeña pista de lo que opino de ellas. Y en instagram estoy subiendo últimamente bastante contenido relacionado con libros, así que os podéis pasar y seguirme si queréis.

Dichas redes sociales, y las demás por las que ando, podéis encontrarlas aquí:
-Twitter: @SilenZahra // @BlogsSanCG.
-Facebook: Página de autora.
-Instagram: SilenZahra.
-Goodreads: Sandra C. Gallegos.
-DeviantArt: SilenZahra.
-Wattpad: @SanCGallegos.
-Mi otro blog: Aprendiz de Escritora.
-Mi canal de youtube: Sandra C. Gallegos.
-Mi e-mail: sandra.cgallegos@gmail.com.

Dicho sea de paso, también podéis echar un vistazo a dos entradas de este blog: mis lecturas y los retos literarios de 2017, a los que me apunté cuando empezó el año. Os pueden dar una idea de lo que voy leyendo y de si mi ritmo de lectura aumenta o decae, según la época.

Por ahora me despido. Espero poder traeros noticias más halagüeñas la próxima vez que me pase por aquí.
¡Nos leemos!

Deja un comentario »