El jardín del invierno

Blog de reseñas literarias de @SilenZahra

Felices por siempre jamás, Stephanie Perkins

¡Hola a todos!
Hoy traigo la reseña de una novela que me ha encantado. Es la última parte de la trilogía escrita por Stephanie Perkins, cuyos dos primeros libros son Un beso en París y Lola y el chico de al lado (click en los títulos para acceder a las reseñas).

felices_cubierta_grafime.indd

Título: Felices por siempre jamás
Autora: Stephanie Perkins
¿Saga? Un beso en París #3.
Editorial: Plataforma Neo
ISBN: 9788416256082
Número de páginas: 395
Publicación: 15 de Noviembre de 2014
Género: Realista, juvenil romántica
Sinopsis: Enamorarse en la ciudad más romántica del mundo es fácil para la soñadora Isla Martin y el enigmático artista Josh Wasserstein. Pero a medida que avanza el último curso en la School of America de París, Isla y Josh se ven obligados a afrontar la desgarradora realidad, porque, quizá, su historia no acabe con un «felices por siempre jamás». 
¿Seguirán juntos cuando los días en el instituto se acaben? ¿Será su amor más fuerte que la distancia? Su romance se convertirá en un apasionante viaje por Nueva York, París y Barcelona, acompañados de sus amigos Anna, Étienne, Lola y Cricket.

RESUMEN
Isla Martin lleva tres años enamorada en secreto de Josh Wasserstein. Nunca se ha atrevido a acercarse a él, pues le resulta inalcanzable, inaccesible, y solamente Kurt, su mejor amigo desde la infancia, sabe lo que Isla siente por Josh.

Ahora, sin embargo, las cosas parecen haber cambiado. Josh, poco a poco, se va acercando a Isla, pues tienen una pasión en común: los cómics. A él le encanta dibujar y tiene a varios artistas favoritos, uno de los cuales resulta ser también el de Isla. De hecho, él ya quiso hablar sobre el tema con Isla, pero ella se quedó tan anonadada que no fue capaz de responderle y Josh no ha vuelto a intentarlo.

No obstante, tras el breve encuentro que tuvieron mientras pasaban el verano en Nueva York, ciudad de la que ambos provienen, al reencontrarse en el instituto de París, comienzan a verse más a menudo. Isla casi no puede creerse que su querido Josh esté al fin demostrando algo de interés en ella, pero se esfuerza por intentar que la cosa funcione sin dejar por ello apartado a Kurt de su vida.

Pero los obstáculos pronto llegarán para interponerse en la idílica relación que Isla y Josh acaban de comenzar…

MI OPINIÓN
Tenía muchas, muchísimas ganas de leer esta novela, ya que me encantaron las historias de Anna y Lola, pero me quedé con ganas de más. No quería crearme altas expectativas con la de Isla y Josh, pero realmente sólo ha habido una cosa que no me ha gustado en todo el libro y os la contaré a continuación. Por lo demás, se trata de una novela increíble, preciosa y muy romántica.

-Personajes. Isla Martin es la mediana de tres hermanas y es también la más insegura y tímida. No es lanzada y descarada, como Hattie, su hermana menor, ni tampoco cariñosa y abierta, como Gen, su hermana mayor; a Isla le gusta pasar desapercibida. El problema es que, en el instituto, piensa que ha pasado demasiado desapercibida, tanto como para que Josh, el chico del que lleva enamorada ya tres años, ni siquiera sepa de su existencia.

Ha habido un momento de la novela en que he llegado a odiar a Isla. En general, me he sentido identificada con ella, pues a mí también me gusta pasar desapercibida y peco de insegura y tímida; pero lo de esta chica es excesivo. Su inseguridad le juega una mala pasada, no sólo a ella, sino también a Josh, al que adoré desde el primer momento, así que llegué a odiar mucho a Isla en esa parte. La comprendo, sí, pero no puedo evitar las ganas de querer darle dos tortas para que espabile y deje de ser tan extremadamente negativa e insegura.

A Josh, por otro lado, ya digo que lo adoré desde el principio. Es tímido, sí, pero lanzado al mismo tiempo: sabe lo que quiere y va a por ello sin vacilar, aunque los nervios se lo coman por dentro. Es divertido, cariñoso y le encanta dibujar, y he de decir que me encantó su faceta de artista y la habilidad que tiene para dibujar una auténtica maravilla en pocos minutos. ¡Qué envidia! Además, es que adora a Isla, le daría el mundo si pudiese y la cuida y la mima como si se tratara de algo muy delicado. Es que es un chico increíble, de verdad, como para no adorarlo.

Algo que me ha gustado especialmente de este libro es que por fin vemos a los personajes como pareja. SPOILER: Tanto Un beso en París como Lola y el chico de al lado terminan justo cuando las chicas protagonistas se emparejan con Étienne y con Cricket, respectivamente, de forma que no nos da tiempo a verles pasando tiempo juntos y haciendo las cosas típicas que suele hacer una pareja. En Felices por siempre jamás, sin embargo, asistimos a la primera cita de Isla y Josh, les vemos enamorándose cada vez más, haciendo cosas juntos, incluso escapándose a visitar un país extranjero. También les vemos luchar contra los obstáculos, como la distancia y la inseguridad (aprovecho para repetir que hubiese matado a Isla cuando, por culpa de sus paranoias, termina rompiendo con Josh justo después de que él la haya invitado a una fiesta especial. Es que, a ver, ¿eres tonta o qué te pasa?), y, por suerte, superarlos, aunque supongo que, al tratarse de una novela romántica, esto de por sí es de esperar. FIN SPOILER.
Lo importante en las novelas de Stephanie Perkins, como siempre, no es el final en sí, sino el modo en que los protagonistas llegan a ese final: atreviéndose, arriesgándose, superando obstáculos. Aunque, en realidad, estos finales no son tales, sino inicios, si sabéis a lo que me refiero.

En cuanto a los personajes secundarios, me han encantado las dos hermanas de Isla, en especial Hattie, y también sus padres, aunque los de Josh… quizá no tanto. Kurt me ha llegado a caer mal, aunque no por el problema que tiene ni nada, sino porque, simplemente, no lo he tragado. Y algo que he adorado es que volviesen a salir Étienne, Anna, Meredith, Cricket y Lola. ¡Ojalá la autora escriba más novelas en las que podamos verles!

Escritura. Me encanta la forma de escribir de Stephanie Perkins. Es fresca, sencilla, directa, divertida, y tiene un algo que te engancha, que te atrapa y hace que por nada del mundo quieras dejar de leer. Con deciros que la novela me duró escasas cuarenta y ocho horas xD

Edición. Adoro la portada, de verdad. Preciosa, llamativa, colorida y muy, muy apropiada para la historia de Isla y Josh. Y el interior no se queda atrás, pues, que yo recuerde, no he encontrado faltas de ningún tipo.

IslaHappilyEverAfterSmallHistoria. Se trata de una novela puramente romántica. No hay magia, ni seres sobrenaturales, ni misiones que cumplir, ni misterios por resolver; es, simplemente, una historia de amor. La de Isla y Josh, la cual, en contra de lo que pueda parecer, no es, ni mucho menos, típica, ni se parece a las de Anna Oliphant y Étienne St. Clair o Lola Nolan y Cricket Bell.
El romance de Isla Martin y Joshua Wasserstein es diferente, porque ellos dos son muy diferentes del resto de personajes creados por Stephanie Perkins; Josh, sin ir más lejos, es el hijo de un importante senador, por lo que se esperan ciertas cosas de él. E Isla (ya sé que se pronuncia “Aila“, pero me resulta muy difícil escribir una Y delante de un nombre que empieza por I. Manías mías) deberá aprender a sobrellevarlo, a respetarlo y, finalmente, a formar parte también de la vida pública de la familia Wasserstein. Un proceso que será difícil para ella, pues lo ve como un obstáculo, pero depende de ella el saber aceptar una parte tan importante de la vida de Josh o negarse a hacerlo, con lo que tanto él como ella sufrirían.

¿Lo mejor? Josh. El romance. Josh. La familia de Isla. Josh. Los dibujos de Josh. Josh. ¿He dicho ya que Josh?
¿Lo peor? Kurt. La inseguridad de Isla. Cierta parte de la novela que menciono en el spoiler.

¿Lo recomiendo? Por favor, por favor, LEEDLO. Es imposible no enamorarse de este libro. Y de Josh ❤

4 comentarios »

Un corazón en exclusiva, Kate Danon

¡Hola a todos!
Hoy vengo con la reseña de una novela de la que realmente esperaba muchísimo, ya que me encantan los otros libros de la autora: Una mágica visión, Los guardianes de la espada y La senda del guardián. Lamentablemente, Un corazón en exclusiva ha resultado ser un enorme chasco…
Quiero avisar que esta reseña es larga y MUY negativa y que está cargada de spoilers, aunque están avisados. Y, como siempre, recordad que aquí cuento simplemente mi opinión 😉

23396059

Título: Un corazón en exclusiva
Autora: Kate Danon
¿Saga? Libro independiente.
Editorial: Kiwi
ISBN: 978-84-943214-0-5
Número de páginas: 364
Publicación: 17 de Noviembre de 2014
Género: Realista, romántica adulta
Sinopsis: ¡Exclusiva, exclusiva!
El popular actor, Lorenzo Senen ha sido pillado in fraganti por la periodista del corazón, Annel Vera, en una situación muy comprometida. Y es que a la despiadada reportera no se le escapa ni una… Ahora solo nos queda esperar y ver qué tiene que decir Lorenzo al respecto.
Cuando la periodista Annel Vera publica una suculenta exclusiva sobre uno de los actores más de moda, no sabe dónde se está metiendo. Al llegar a la isla privada del actor para entrevistarle verá como su mundo se pone patas arriba y sus convicciones se tambalean. ¿Será capaz de actuar según la filosofía de su morbosa revista? O, por el contrario, ¿decidirá seguir sus propios instintos? 
Y es que, amigos… el mundillo del corazón es así de imprevisible, nunca sabes cuándo te tocará ocupar todas las portadas.

RESUMEN
La periodista Annel Vera acaba de publicar una noticia que enseguida se convierte en un bombazo: el actor Lorenzo Senen, que sale desde hace un tiempo con la dulce cantante María Delgado, acaba de ser pillado con otra mujer en la playa, en una actitud muy cariñosa. Annel ya lleva tiempo trabajando en el mundillo del corazón, por lo que sabe, gracias a su experiencia, que esta noticia le abrirá muchas puertas.

Al principio, Annel no era así. Era una chica dulce y sensible a la que otros compañeros arrebataron más de una exclusiva, haciéndole perder así oportunidades de ascender. Ahora, Annel es apodada la Víbora, pues a la hora de trabajar deja a un lado todos sus escrúpulos y pisotea a quien sea necesario por tal de llevarse la exclusiva y, con ella, el reconocimiento que cree merecer. Además, tanto ella como su jefe están más que acostumbrados a las demandas de los famosos, así que no se asustan cuando Lorenzo Senen se presenta en la redacción.

Lorenzo está frustrado. Acababa de consolidar su relación con María Delgado, dando así forma a sus planes de casarse con ella para que su hijo Dani pueda al fin tener una madre, cuando se han publicado unas fotos suyas que han sido completamente malinterpretadas. Así es como se lo quiere explicar a Annel Vera y a su jefe, para que rectifiquen públicamente, pero la periodista se muestra desde el principio dura de pelar; no se ha ganado el sobrenombre de Víbora en vano.

Finalmente, Annel accede a entrevistarse con Lorenzo en su isla privada, en la que vive junto a su hijo y a un montón de sirvientes y en la que la mujer espera quedarse únicamente unas horas. Pero, al bajar del avión, Annel resbala, golpeándose la cabeza, y…

MI OPINIÓN
Como ya he dicho, esperaba muchísimo de este libro, ya que me encantan los otros libros de la autora; Una mágica visión, de hecho, se cuenta entre mis lecturas favoritas del 2014. Claro que con ese libro fui con las expectativas bajitas, de forma que logró sorprenderme y atraparme, pero no me ha sucedido lo mismo con Un corazón en exclusiva, del cual esperaba algo completamente diferente. En pocas palabras, Un corazón en exclusiva me ha parecido una más de las muchas novelas de romántica adulta, plagadas de estereotipos, que pueblan actualmente las librerías. Y ahora explico en qué me baso para decir esto.

Personajes. Annel Vera prometía realmente ser una mujer fuerte, descarada y que no se achanta ante nada; así es, de hecho, como la conocemos al principio de la historia, luchando con uñas y dientes por defenderse y por defender su revista. Por desgracia, finalmente Annel demuestra tener un comportamiento dócil, sumiso, pues termina mostrándose como una mujer quejica que llora a la primera de cambio y que agacha la cabeza en lugar de defenderse o atacar. Un comportamiento que me tuvo toda la novela preguntándome de dónde demonios se habían sacado el mote de la Víbora para ella. Yo más bien la llamaría Myrtle la Llorona, la verdad. Aunque incluso la verdadera Myrtle es menos repelente y tiene agallas. Unas poquitas, al menos.

Si bien Annel ha sido una gran decepción para mí, Lorenzo Senen ha sido el personaje al que más he detestado en muchísimo tiempo. También él prometía ser diferente, un hombre valiente, apasionado y que va con la verdad por delante, pero termina siendo un pésimo amante, con un comportamiento absolutamente infantil en muchísimas ocasiones, y todavía un peor padre, pues él tira adelante con sus actos sin darse cuenta de que el primer damnificado será su hijo, Dani, cuya estabilidad Lorenzo busca por encima de todo.
Y ahora necesito hablar con spoilers para poder desahogarme a gusto.

SPOILERS: A ver, intento ir por puntos. Para empezar, he de decir que el trabajo de paparazzi me parece absolutamente despreciable, pero también entiendo que es eso, un trabajo, y que todo el mundo tiene que comer de algo. Al mismo tiempo, los famosos saben que se arriesgan a aparecer, más tarde o más temprano, en alguna revista o programa donde se airea su vida privada, pero todo puede arreglarse con rectificaciones, demandas, acuerdos… En fin, yo no soy una experta en este tema, pero respecto a la novela entiendo tanto a Annel, que, al fin y al cabo, sólo hace su trabajo, como a Lorenzo, cuya vida ha quedado destrozada tras publicarse esas imágenes.

Ahora hablemos de las consecuencias de esas fotos. Lorenzo no estaba, como bien explica más adelante en la novela, flirteando con ninguna mujer que no fuera su novia, sino que se trataba de la niñera de su hijo, que desatendió al niño y se lanzó a por el padre. Lorenzo pretende explicar todo esto a Annel para que rectifique públicamente, cuando ella sufre un accidente y queda desmemoriada.
Ahí fue donde empecé a odiar a Lorenzo.

El actor se comporta de una forma absolutamente cruel, haciendo creer a Annel que tiene una vida completamente diferente a la que tiene en realidad, llegando incluso a decirle que su madre está muerta (no me digáis que no hay que ser CABRÓN, con mayúsculas, para hacer creer eso a una persona amnésica). Además, Lorenzo involucra a su hijo de siete años, que se comporta de una forma un tanto rebelde debido a la pérdida de su madre y a la sucesión de niñeras que ha tenido desde entonces. Según el actor, Annel es ahora la niñera de Dani, y Lorenzo está seguro de que esto dará un escarmiento a la mujer, ya que su hijo sigue siendo muy travieso. Con lo que él no cuenta es con que tanto la mujer como el pequeño puedan encariñarse el uno con el otro, de forma que, cuando Annel finalmente recupera la memoria y decide marcharse, el principal afectado es Dani. Y todo por culpa de Lorenzo. Premio al padre del año.

Y no sólo padre; como digo, también amante. Mientras Annel está desmemoriada, Lorenzo le hace creer que tienen un affaire, una relación a la que ella se agarra como a un clavo ardiendo con la esperanza de que le ayude a recuperar sus recuerdos. Así que termina pasando lo que tiene que pasar, pues Lorenzo no es capaz de frenar; no es capaz de no llevar las cosas tan lejos, como si no hubiera tenido bastante venganza ya. Y después, cuando Annel recuerda quién es y cae en la cuenta de lo que él le ha hecho creer, y de lo que ella hizo (acostarse con él) cuando creyó lo que él le contaba (que llevaban tiempo siendo amantes), Lorenzo no sólo no intenta disculparse, no intenta explicarse, sino que se pone a atacarla. La culpa a ella, le dice que ella se lo ha buscado todo, se jacta de haberla arrastrado hasta su cama, se cachondea de ella. ¿Y qué hace Annel Vera, la Víbora, la reportera más despiadada de la revista Bambola!? Se echa a llorar y se larga con el rabo entre las piernas. Menuda Víbora, ¿eh? Y menudo santito el actor, ¿verdad? Nótese la ironía…

A partir de entonces, todo se desarrolla como en una novela de Megan Maxwell. Siento tener que hacer esta comparación y siento de veras si alguien se siente ofendido, pero es que para mí, leer Un corazón en exclusiva ha sido como volver a leer una novela de Megan Maxwell, pues sigue un patrón con el que ya me encontré en tres novelas de Megan: una pareja tiene un romance, luego discuten por cualquier estupidez, ella descubre que está embarazada pero no le dice nada, él vuelve a ella cuando le queda poco para dar a luz y, entonces, por arte de magia, hacen las paces, se convierten en padres y son felices para siempre. Me he topado con este argumento de Megan Maxwell en tres de sus novelas, como ya he dicho, y si dejé de leer a esta autora fue precisamente porque me harté de encontrarme siempre con los mismos personajes, el mismo argumento y el mismo final. No era lo que quería leer cuando empecé Un corazón en exclusiva, y sigo sin querer volver a leer algo así por el simple hecho de que estoy harta. Harta de todas estas novelas que parecen calcadas unas de otras, con un personaje masculino muy posesivo, machista y antipático, y una protagonista femenina que o bien es una borde y una ordinaria, o bien es doña sumisa/llorona/whatever. Es que ya está bien, leñes.

Y, sí, esto es lo que pasa, a grandes rasgos, en Un corazón en exclusiva. Con el tema añadido de la amnesia, pero me parece que la autora no ha sabido explotarlo como debería y que ha hecho que sin duda el personaje masculino se exceda en su venganza contra la supuestamente despiadada reportera. Yo, al menos, pienso que Lorenzo se pasa de la raya, no sólo por el hecho de hacer creer a Annel que tiene una vida totalmente opuesta a la que en realidad tiene, sino porque no es capaz de darse cuenta de que su hijo será el primer afectado por sus estúpidas ansias de venganza.

Que, además, se la hizo pagar a Annel para nada, porque, al fin y al cabo, fue gracias a su exclusiva que Lorenzo pudo darse cuenta del pie del que cojeaba María Delgado, su supuesta novia. La “dulce” cantante desapareció de la faz de la tierra tras la publicación de las fotos de Lorenzo y la niñera de Dani y ni siquiera se molestó en escuchar una sola explicación por parte del actor, ni trató de seguir en contacto con Dani, quien, al fin y al cabo, es demasiado pequeño para comprender por qué todo el mundo se va de su lado. María no tuvo en consideración ni al actor, ni a su hijo, y solamente volvió a dirigirles la palabra después de que la propia Annel, tras su amnesia, dispuesta a reparar el daño que ha hecho a Lorenzo, se acerque a la cantante y le explique personalmente el error que ella y su revista cometieron.
Es decir, que Annel se disculpa con Lorenzo y trata de reparar el daño que ha hecho, hablando ella misma con María para que retome su relación con el actor. Y diréis: ¿y Lorenzo? ¿Se disculpa con Annel por la serie de putadas que le hizo creer mientras estuvo desmemoriada? La respuesta, queridos amigos, es NO.

Ahora Lorenzo y Annel están en una fase muy diferente, en la que se odian y se evitan, pero el actor no puede parar de recordarle a Annel todo lo que la hizo disfrutar cuando tuvieron sexo y restregarle por la cara que fue ella misma la que acudió a buscarlo para acostarse con él antes de recuperar sus recuerdos. Claro que fue a acostarse contigo, cabronazo, porque ella no sabía quién era y tú le hiciste creer que érais amantes. De verdad, ¿se puede ser más cerdo y más auhdbgiudagx? >.< (Por si no se ha notado: ODIO a Lorenzo.)

En fin, mientras Lorenzo sigue atacándola y acosándola, Annel se dedica a esquivarle y a llorar por las esquinas cual magdalena, limitándose a mantener el contacto con Dani, pues no quiere dejar al pequeño en la estacada. Sin embargo, el niño ahora se ha rebelado contra María Delgado (con razón, hay que decirlo) y, cuando Annel intenta hacerle ver que debe disculparse y dejar de ser tan travieso, el propio Lorenzo la deja a ella en evidencia, diciéndole que ella no es nadie para meterse en la vida de su hijo ni decirle lo que tiene que hacer. Y Annel se pone a llorar otra vez, en lugar de recordarle que, si ella entró en la vida de Dani, fue por culpa del propio Lorenzo, y que él mismo le decía que aprendiera a sobrellevar las trastadas del niño y que era responsabilidad de ella el que Dani dejara de hacer jugarretas a la gente. ¿Y ahora le saltas con ésas…? De verdad, es que yo quería pegarle.

Pero lo peor viene después. Annel es tan tonta que, finalmente, acepta volverse a meter en la cama de Lorenzo (dato importante: él está borracho perdido). Ahí es cuando ella se queda embarazada y, como buena pava que es (y como en una novela de Megan Maxwell), luego Annel huye a un pueblo perdido de la mano de dios para alejarse de todo mientras se plantea qué hacer con su vida. Por descontado, no le dice nada a Lorenzo sobre ese bebé ni tiene intención de hacerlo, y si no fuera por la madre de Annel y sus amigas, así habría seguido la cosa.

Que esa es otra: la madre de Annel y sus amigas son como esas familias de las novelas de Megan Maxwell que se meten entre las parejas para “arrejuntarlas”, asumiendo que si uno busca al otro, ya todos los problemas quedarán resueltos; vamos, que son la madre y las amigas las que llevan a Lorenzo hasta el pueblo donde está Annel, dando por hecho que ella le perdonará nada más verle. Creo que eso es lo único por lo que salvo a Annel: porque, pese a que se alegra de ver a Lorenzo (cosa que no entiendo ni entenderé jamás), no lo perdona por el simple hecho de que él vaya a buscarla. Cosa que sí sucede, por ejemplo, en los libros de Megan Maxwell (al menos en los que yo he leído). (Lo siento por repetirme, pero me resulta inevitable no comparar Un corazón en exclusiva con los libros de Megan Maxwell. Es que son taaaaan parecidos.)
El problema es que, al final, sí que hacen las paces, se convierten en papis, se casan y son felices. Y voy yo y me lo creo. ¡JA de jabugo! (Expresión made in Magia de una noche de verano.) FIN SPOILERS.

Tras decir todo esto, sólo puedo añadir que el único personaje al que salvo de todo el libro es Dani. Es el más inocente, el más pequeño y, a la vez, también el más coherente con sus reacciones. Lo compadezco por tener ese padre. I really do.

Escritura. El estilo de la autora no me ha disgustado en absoluto. Sigue siendo tan pulcro y brillante como en los otros libros que he leído de ella, con esa mágica habilidad para engancharte incluso aunque no te esté gustando lo que lees (confieso que si seguía leyendo era por ver si Annel por fin mandaba a la porra a Lorenzo. Mi gozo en un pozo). El problema, en este caso, no ha sido la forma de escribir de la autora, sino lo que ha escrito.

Edición. Cómo me alegro de haber comprado este libro en ebook… Al principio quería tenerlo en papel, como los otros tres de la autora, pero tras haberlo leído, sólo lamento el haberlo hecho y el no haberme ahorrado esos cuatro euros que cuesta en ebook (y el tiempo invertido en leerlo). Una edición muy bien hecha, sin duda, y con una portada apropiada. Lástima del libro en sí.

Historia. Personalmente y como ya he dicho en los spoilers, estoy ya MUY cansada de este tipo de novelas. Es que, a ver, ¿cómo puede salir bien una relación en la que los dos cónyuges comienzan engañándose y fastidiándose el uno al otro? ¿De verdad existen hombres tan cerdos, infantiles y retorcidos como Lorenzo? ¿De verdad existen mujeres tan empanadas, sosas y lloronas como Annel? Porque juro que me dan ganas de extinguirlos a todos: a los hombres como Lorenzo y a las mujeres como Annel.

Es que, en serio, no esperaba toparme con unos personajes tan odiosos cuando empecé esta novela. ¡Que yo iba a leer a Kate Danon, que tantísimo me enamoró con Una mágica visión! ¡Que ya estoy harta de tramas del estilo Megan Maxwell, con un romance tan típico y broncas y malentendidos estúpidos! ¡Que ya estoy harta de personajes así, de historias así, de finales que no se los cree ni dios con esos antecedentes! ¿Cómo puedes acabar con el hombre que te hizo creer que eras otra persona y que se jacta de haberte engañado y de haberse acostado contigo cuando estuviste amnésica? ¿Cómo puedes, para empezar, enamorarte de una persona así? ¿De verdad te quieres tan poco a ti misma? Yo es que juro que no lo entiendo. Y que este tipo de novelas sean las que más triunfen actualmente… pues tampoco.

Y lo siento si me repito con el tema de Megan Maxwell, pero es que me es imposible no comparar este libro con algunos de los suyos. Y, para mí, eso es malo, simple y llanamente porque, como he dicho, estoy MUY cansada de este tipo de historias. Si dejé de leer a Megan Maxwell fue precisamente por eso. (Y no porque tenga nada contra ella ni mucho menos. Que nadie se confunda, por favor.)

¿Lo mejor? Dani (y es lo único…).
¿Lo peor? Absolutamente TODO lo demás.

¿Lo recomiendo? Ni en broma. No os recomiendo que conozcáis a Lorenzo Senen… A no ser que os apetezca mucho odiar a alguien.

4 comentarios »

Días de sangre y resplandor, Laini Taylor

¡Hola a todos!
En esta ocasión vengo a traeros la reseña de la segunda parte de Hija de humo y hueso, por lo que aviso que podréis encontrar spoilers del primer libro 😉

diasdesangre

Título: Días de sangre y resplandor
Autora: Laini Taylor
¿Saga? Hija de humo y hueso #2.
Editorial: Alfaguara
ISBN: 9788420413969
Número de páginas: 520
Publicación: 6 de Marzo de 2013
Género: Fantástica, juvenil romántica
Sinopsis: La estudiante de arte y aprendiz de monstruos, Karou, tiene por fin las respuestas a las preguntas que se lleva haciendo desde niña: por fin sabe quién es y, sobre todo, qué es. Pero junto a esta verdad ha conocido otra mucho más dolorosa: el ser al que ama es su peor enemigo, responsable de la traición más terrible y del dolor de todo un mundo.
En esta segunda parte de la mundialmente aclamada Hija de humo y hueso, Karou deberá decidir hasta dónde es capaz de llegar para defender a su pueblo. Llena de dolor y belleza, secretos y decisiones imposibles, Días de sangre y resplandor encuentra a Karou y Akiva en dos bandos enfrentados cuando una antigua guerra vuelve a desatarse.
Mientras Karou y sus compañeros construyen un ejército quimérico en un mundo de polvo y estrellas, Akiva lleva a cabo otro tipo de batalla, la de su redención, la búsqueda de esperanza. Pero ¿puede la esperanza surgir de las cenizas de un sueño roto?

RESUMEN
Karou y Akiva se han separado. Ella, destrozada tras haber recordado su pasado y averiguado lo que él hizo, se ha marchado a Eretz, donde, tras reencontrarse con las quimeras a las que conoció en su vida como Madrigal, se ha unido a Thiago y su ejército. Thiago, el Lobo Blanco, quien la pretendiera cuando aún era Madrigal, quien la condenara a muerte tras descubrirla junto a Akiva.
Ahora, Karou debe trabajar para él y su mermado ejército para continuar luchando contra los serafines, pues, al fin y al cabo, la chica no deja de ser una quimera. Aunque ahora tenga aspecto humano.

Por su parte, Akiva ha vuelto a reunirse con sus hermanos, Hazael y Liraz, y han regresado juntos a la batalla, la cual consiste, principalmente, en asesinar quimeras, sin importar si son o no soldados. Es a causa de esto que Akiva cada vez se cuestiona más si lo que hacen él y los de su especie es lo correcto, pues, al igual que los serafines, también las quimeras tienen familias.

Por otro lado, Zuzana no deja de preguntarse dónde estará Karou, qué le habrá sucedido y, especialmente, si estará bien. Zuzana no para de enviarle correos, aun siendo consciente de que es muy probable que su amiga esté en otro mundo y, por tanto, no pueda responderle. Pero ella no se rinde y, ni corta ni perezosa, anima a su novio, Mik, a unirse a ella en la búsqueda de Karou.

La batalla entre quimeras y ángeles, lejos de haber concluido, está fraguándose lentamente y amenaza con estallar más fuerte que nunca…

MI OPINIÓN
La verdad, no esperaba mucho de este libro. Me gustó el primer libro, sí, pero no me pareció nada del otro mundo. Sin embargo, esta segunda parte me ha sorprendido muchísimo y me ha dejado con muchas ganas de saber qué pasa al final de la historia de Karou y Akiva, así que espero poder hacerme pronto con Sueños de dioses y monstruos, el último libro de la trilogía.

Personajes. Karou me ha gustado un poquito más en este libro. Al principio se la ve muy pasiva, cosa comprensible teniendo en cuenta que acaba de reencontrarse no sólo con su pasado, sino con los que fueran sus compañeros en su vida como Madrigal; incluyendo a Thiago, el Lobo Blanco, que fue quien la ordenó ejecutar. Por todo esto y por estar alejada de la vida y las personas a las que ha conocido, Karou se siente perdida, casi como una intrusa entre los de su propia especie, pues ella, pese a su aspecto humano, sigue siendo una quimera. Afortunadamente, tiene una nueva misión que la convierte en alguien imprescindible en el nuevo ejército que ha formado Thiago, por lo que todos cuentan con ella a pesar de que la tengan por una traidora a causa de su romance con un ángel.

El ángel en cuestión, Akiva, también me ha gustado más en este segundo libro, ya que tenemos ocasión de conocerlo mucho mejor en su entorno: en el mundo de los serafines, rodeado por serafines, entre los que destacan Hazael y Liraz, sus hermanos (aunque no los únicos que tiene). Akiva continúa luchando al servicio del emperador, su padre, aunque ni él ni sus hermanos pueden ni deben jamás dirigirse a él como tal. Para Joram, todos los hijos que ha engendrado no son más que armas a su servicio, por lo que no deben tener sentimientos, opiniones ni nada que los distinga entre los demás.

Me ha gustado mucho la forma en que, a su manera, tanto Akiva como Karou van rebelándose, poco a poco, contra la guerra que sus respectivos superiores, Thiago y Joram, están llevando a cabo. Cada uno de diferente forma, pero movidos casi por los mismos motivos, ambos empiezan a plantearse si no será mejor buscar otra manera de enfrentar al enemigo, en lugar de asesinar a los inocentes tanto de los ángeles, como de las quimeras.

Así es como conocemos a Sveva y Sarazal, dos quimeras hermanas que han sido tomadas como esclavas y tratan de escapar para regresar a casa. Me han gustado mucho estas dos chicas y espero que se las pueda conocer mejor en el último libro, al igual que en Días de sangre y resplandor hemos conocido mejor a Hazael y Liraz, los hermanos de Akiva, a los que he llegado a coger verdadero cariño. Hazael, siempre tan sonriente, pragmático y optimista, y Liraz, tan fiera, tan guerrera, pero también con corazón. Me han encantado.

También he adorado locamente a Zuzana y Mik, los amigos checos de Karou, que están al tanto de su verdadero origen y la apoyan y tratan de ayudarla, hasta tal punto de lanzarse a buscarla sin apenas tener pistas de su paradero. Son increíbles, y también lo ha sido Ziri, una quimera a la que Karou conoció siendo Madrigal y que ha resultado ser el último de la raza kirin, a la cual ella pertenecía, lo que hace que se sienta unida a Ziri de una manera un tanto especial. SPOILER: E Issa, ¡cómo me ha encantado que regresara Issa! Es un personaje increíble y en el primer libro no tuvimos ocasión de descubrirlo. Me alegra que Karou pueda contar con ella. FIN SPOILER.
Y, por supuesto, no debemos olvidarnos, entre otros, de Thiago, el Lobo Blanco, que jamás me ha inspirado confianza alguna; de Ten, una loba perteneciente a su ejército; de Joram, el emperador de los serafines, ni de Jael, su hermano. Todos ellos tienen gran peso en la historia.

Escritura. Al contrario de lo que me sucedió con el primer libro, el estilo de la autora en éste me ha enganchado. No sé, esa manera que tiene de describir los sentimientos, pensamientos y deseos de los personajes, de cerrar y abrir los capítulos con frases que te dejan con la boca abierta, me ha atrapado y absorbido por completo, haciendo que me metiera de lleno en la historia y no quisiera dejar de leer ni un segundo.

Edición. Aquí sí que tengo algunas pegas. La portada me encanta y me parece llamativa y atrayente, pero el interior no acaba de convencerme. No sólo porque me he topado con más de un laísmo que ha hecho que me chirriasen los dientes, sino también porque abundan las palabras en cursiva y las frases colocadas entre guiones en mitad de un párrafo sin que se trate de un diálogo. Eso me ha chocado muchísimo, en especial el tema de los guiones, porque hacía que me creyese que era un diálogo, pero no. Y las palabras en cursiva… ¿De verdad era necesario que hubiera tantas?

Historia. En este libro confluyen varias tramas: la de Karou, la de Akiva, la de Zuzana, la de Sveva, la de Ziri, la de Liraz… Eso nos da la oportunidad de conocer mucho mejor a todos los personajes y al mundo en el que viven, ya sea un lugar recóndito de la tierra o una ciudad angélica. También, por supuesto, conocemos de primera mano lo que está sucediendo en ambos mundos, cómo se está desarrollando la guerra que aún mantienen serafines y quimeras y que todos se empeñan en negar, asegurando que ya terminó. No es así, ni mucho menos, pues los inocentes en ambos mandos siguen muriendo, como en todas las guerras. Me ha parecido que la autora ha retratado muy bien lo que es una guerra, en qué consiste realmente, cómo llega un punto en el que da igual lo que se haga por tal de masacrar al contrario, aun a costa de los inocentes, pues el fin justifica los medios.
Y, en medio de todo eso, Akiva sigue enamorado de Karou y ella sigue intentando olvidarle. En el aspecto romántico no puede decirse que la trama haya avanzado demasiado, pero, tal como termina este libro, estoy segura de que sí que lo hará en el último de la saga.

¿Lo mejor? Los personajes, las descripciones de Eretz, el desarrollo de la trama bélica.
¿Lo peor? La edición interior del libro.

¿Lo recomiendo? Pese a que el primer libro me pareció flojito, éste me ha encantado, por lo que sí que lo recomiendo.

Deja un comentario »