El jardín del invierno

Blog de reseñas literarias de @SilenZahra

Pídeme lo que quieras, Megan Maxwell

¡Hola a todos!
Después de un breve parón, retomo la actividad de este blog para traeros la última de las muchas reseñas que había ido acumulando durante los meses de mayo y junio 🙂 Claro que ahora ya hay dos libros más que debo reseñar, pero eso será después de escribir esta reseña 😛

9788408034513

Título: Pídeme lo que quieras
Autora: Megan Maxwell
¿Saga? Pídeme lo que quieras #1.
Editorial: Esencia
ISBN: 9788408034513
Número de páginas: 416
Publicación: 8 de Noviembre de 2012
Género: Realista, romántica adulta, erótica
Sinopsis: Tras la muerte de su padre, el prestigioso empresario alemán Eric Zimmerman decide viajar a España para supervisar las delegaciones de la empresa Müller. En la oficina central de Madrid conoce a Judith, una joven ingeniosa y simpática de la que se encapricha de inmediato.
Judith sucumbe a la atracción que el alemán ejerce sobre ella y acepta formar parte de sus juegos sexuales, repletos de fantasías y erotismo. Junto a él aprenderá que todos llevamos dentro un voyeur, y que las personas se dividen en sumisas y dominantes…
Pero el tiempo pasa, la relación se intensifica y Eric empieza a temer que se descubra su secreto, algo que podría marcar el principio o el fin de la relación.

RESUMEN
Judith Flores es una joven secretaria que vive en Madrid con la única compañía de su gato Curro. De vez en cuando recibe las visitas de su hermana Raquel, quien es un poquito pesada, y así puede disfrutar de su sobrina Luz, a la que adora.

Por desgracia, su trabajo ocupa la mayor parte de su tiempo, ya que su jefa la explota sin pudor sin saber que Judith sabe de su lío con uno de sus compañeros de trabajo…

Pero a Judith no le conviene decir nada. Necesita ese trabajo, así que debe aguantar, y además ella misma va a verse envuelta en un verdadero lío cuando Eric Zimmerman, el nuevo jefazo, manifieste un verdadero interés por ella…

Así, sintiéndose presionada pero disfrutando al mismo tiempo, Judith va cediendo a los caprichos de Eric, hasta que se ve tan sumida y atrapada por él que, cuando quiere escapar, le es imposible…

MI OPINIÓN
Cuando empecé a leer este libro, creía que sabía lo que me iba a encontrar, pero estaba equivocada. Lo que esperaba, como es obvio, era una relación entre dos adultos basada en el sexo que, quizá, poco a poco iba evolucionando hasta convertirse en algo más.
Pero lo que me he encontrado ha sido una relación amo-sumisa que he detestado… Y yo que evitaba las 50 sombras de Grey precisamente porque odio eso de “amo-sumisa”… -.-”

Personajes. Judith Flores, la protagonista, me ha parecido una mujer contradictoria. Por un lado es muy guerrera, independiente y descarada, casi como todas las protagonistas creadas por Megan Maxwell. Pero por otro, se somete por completo a Eric, le concede absolutamente todos sus caprichos y ni siquiera se queja cuando él le exige hacer algo que ella jamás se había planteado hacer. Prácticamente se convierte en la marioneta de Eric, y por eso no he podido soportarla; más de una vez, en mi opinión, debería haberlo mandado bien lejos y seguir su camino ella solita.

Y a Eric lo ODIO. Con todas las letras. Desde que apareció, con esos aires de superioridad, enfadándose si la gente no hacía lo que él ordenaba y obteniéndolo todo casi por la fuerza y a base de anular a las personas… Es que, en serio, para mí la gente así no debería existir. ¿Quiénes se creen que son para convertirse en los amos y señores del mundo y manejar a las personas a su antojo? ¬¬”

Así pues, tenemos a una mujer peleona que, sin embargo, cede a todos los caprichos de su jefe, y a un hombre acostumbrado a conseguir absolutamente todo lo que desea sin importarle lo que opinen las demás personas implicadas. Dos personajes que me han parecido odiosos y cuyas acciones son sin duda más que reprobables…

Para colmo, tampoco he soportado a los secundarios. Por ejemplo, la hermana de Judith es repelente y actúa como una niña pequeña, como si fuera ella, y no su hija Luz, la que tuviera cinco añitos. El padre de Judith (que, casualmente, es de mi misma ciudad) es prácticamente el único personaje que me ha caído bien.

SPOILER: A ver, la relación de Judith y Eric me ha parecido de lo más extraño e inverosímil que he leído jamás. Para empezar, desde el principio dejan claro que lo suyo es sólo sexo, de modo que ninguno de los dos tiene derecho a sentir celos si el otro decide acostarse con otra persona. Sin embargo, Judith se pone celosísima de Amanda, mientras que Eric casi quiere matar a Fernando.
Y a pesar de todos los cabreos de él, de que él se enfade en numerosas ocasiones por completas estupideces (o simplemente porque es ella quien logra salirse con la suya, y no él), al final siempre es Judith quien debe doblar la rodilla y cargar con toda la culpa, pese a que él es el primero que pretende dominarla sin siquiera pedirle su opinión. FIN SPOILER.

En fin, supongo que así son las relaciones amo-sumisa de este tipo de novelas, pero ahora tengo claro que estos libros no están hechos para mí. En todo caso acabaré esta saga, porque me han regalado el segundo libro, y listos.

Escritura. La verdad es que en este aspecto tengo que aplaudirle a Megan. En los demás libros que he leído de ella, me he encontrado expresiones y palabras constantemente repetidas y una narración que podría estar bastante más cuidada. Sin embargo, en Pídeme lo que quieras, quizá porque la narradora es la propia Judith, el estilo está mucho más cuidado y ade,ás creo recordar que no hay apenas faltas de ortografía.

Edición. La portada es bonita, pero por desgracia me parece demasiado parecida a todas esas novelas eróticas que inundan ahora las librerías y que, al menos en apariencia, son prácticamente idénticas. Muy comercial, en mi opinión.

Historia. Como ya os imaginaréis, la historia no me ha parecido en absoluto original, y eso que es la primera novela puramente erótica que leo; siempre he preferido la romántica adulta y creo que seguiré así. En realidad pienso que la novela erótica es incluso peor, porque, aunque parezca que está más trabajada para ofrecer escenas de sexo diferentes (que se salen de lo común, por decirlo así; y en ese aspecto sí que hay que reconocerle el mérito a la autora), luego las novelas románticas tienen un contexto más amplio, una trama más trabajada… O al menos así me lo parece a mí.

Ojo: no digo que Pídeme lo que quieras no esté currada. Sí que lo está. Hay escenas de sexo que se salen de lo común, de lo que se calificaría como una relacisón sexual “normal”, y creedme que hay que tener la mente muy abierta para aceptar ciertas escenas y asimilarlas como algo normal. Y yo precisamente no me considero una persona cerrada de mente, pero sí que es verdad que cuesta ver esas escenas como algo normal…

SPOILER: Un detalle que sí que me pareció estúpido de la relación de Eric y Judith es el tema de los besos. Es decir: en lo referente al sexo, él se puede follar (así lo dicen en el libro y a mí me sigue sonando vulgar aunque ellos lo vean normal, pero bueno) a otra mujer mientras Judith los mira, pero en lo que respecta a los besos, sólo Judith puede besarlo. E igual al revés: Eric ofrece a Judith a otros hombres para que se la follen (en serio, me suena totalmente despectivo y denigrante; a los personajes no), pero tampoco pueden besarla en los labios; sólo Eric puede. En fin, no sé. ¿Pueden tener sexo, pero no besarse? ¿Soy la única que ve esto un poco estúpido? :/ FIN SPOILER.

¿Lo mejor? El estilo narrativo.
¿Lo peor? Prácticamente todo lo demás…

¿Lo recomiendo? Lo siento, pero va a ser que no. Yo hice un esfuerzo por acabarlo porque era un regalo, y leeré el segundo libro por el mismo motivo, pero… No, no lo recomiendo.

Anuncios
6 comentarios »

El club del pudin, Milly Johnson

Hello everybody!
Hoy traigo una de las últimas reseñas que me quedaban pendientes desde hacía tiempo, aunque en esta última semana ya he sumado dos libros más.

51VQn4wnmML._SX291_BO1,204,203,200_

Título: El club del pudin
Autora: Milly Johnson
¿Saga? Libro independiente.
Editorial: Versátil
ISBN: 9788493704278
Número de páginas: 400
Publicación: 1 de Enero de 2009
Género: Realista, romántica adulta
Sinopsis: Tres amigas, toda una vida juntas, un club…
Cuando tres amigas del sur de Yorkshire celebran un picnic sobre un ancestral símbolo de la fertilidad, ninguna podría haber imaginado que en un periodo de cuatro meses todas tendrían los óvulos fertilizados. Las protagonistas de esta historia, Helen, Janey y Elizabeth, son tan cercanas y entrañables que parece que las conozcas de toa la vida. y las historias tan reales que podrías ser tú misma.
Una novela con un trasfondo agridulce con la que reirás y llorarás, escrita de modo ágil, divertido y directo. Al más puro estilo Marian Keyes.

RESUMEN
Helen, Janey y Elizabeth se conocen desde pequeñas y no han perdido el contacto con el paso de los años. Ahora, a las puertas de los cuarenta, las dos primeras están casadas, mientras que la tercera convive únicamente con su gato.

Helen, que lleva ya muchos años casada con Simon, está deseando quedarse embarazada, una idea que ninguna de sus amigas se plantea. Y eso que George, el marido de Janey, se muere de ganas de tener un hijo, pero eso constituiría un impedimento en la brillante carrera de ella. En cuanto a Elizabeth… Ella ni tiene pareja, ni quiere tenerla, ni mucho menos un hijo. No es algo que se plantee.

Sin embargo, para sorpresa de las tres mujeres, todas descubrirán estar embarazadas en torno a la primavera de ese mismo año… y cada una lo afrontará de una manera.

Lo que es seguro es que sus vidas van a cambiar para siempre.

MI OPINIÓN
Esta novela me ha encantado. Milly Johnson tiene un estilo mágico; ya pude comprobarlo en Al llegar la primavera, el cual releí recientemente, y lo reafirmé con El club de las cinco y Tiramisú al ron. El club del pudin, que fue el primero de la autora que se publicó en nuestro país, ha sido el que más me ha costado encontrar… pero sin duda, la espera y la búsqueda han merecido la pena.

Personajes. Las tres mujeres me han encantado. Helen Luxmore proviene de una familia acomodada con la que mantiene poco contacto desde que se casó con Simon, ya que él es un hombre temperamental y manipulador que quiere tenerlo todo bajo control siempre. Pero ella piensa que tener un hijo lo ablandará, y sólo lamenta que su padre, Alex Luxmore, no pueda estar con ella para conocer a su nieto.
He odiado a Simon por razones obvias. Y también odié a Helen cuando se lo consentía todo, pero cambié de parecer a partir de cierta escena. Y si hablo más, spoileo, así que mejor me callo.

Janey es una mujer de fuerte carácter y que no permite que nadie decida por ella. Está centrada ahora mismo en su trabajo, pues está a punto de lograr un ascenso, así que ni se le pasa por la cabeza tener un hijo, cosa que su marido George desea fervientemente. Sin embargo, en su matrimonio hay más de un secreto… más de un problema que los dos están dispuestos a enmendar.
Y por eso, porque los dos se arrepienten de los errores cometidos, me han encantado. Los dos me han parecido muy realistas y consecuentes con sus actos. Mi pareja favorita de la historia.

Por último tenemos a Elizabeth Collier, una mujer solitaria e independiente que se quedó sola demasiado pronto debido a graves problemas familiares. La crió su tía, en cuya casa vive desde entonces, y tiene una hermana mayor de la que no sabe absolutamente nada. Desde luego, quedarse embarazada no entra en sus planes; ya tiene bastante con salir adelante cada día, siempre trabajando y con la única compañía de su gato.
Y de sus amigas, claro. Aunque a Helen apenas la ve desde que se quedó embarazada… y ella nunca ha tragado a Simon.

Quizás porque es la que peor lo ha pasado en toda su vida y se escuda en la indiferencia y la soledad, Elizabeth ha sido mi favorita. Además, es casi la que más protagonismo ha tenido, aunque no me olvido de Janey y Helen, por supuesto. Las tres son tan creíbles, que te da la sensación de que las conoces de toda la vida. Y durante sus respectivos embarazos, las tres evolucionan como personas a la vez que sus vidas van cambiando.

Un detalle que me parece curioso remarcar es que, al ir leyendo este libro, me he encontrado con similitudes entre estas tres mujeres y las protagonistas de otras de las novelas de la autora. A ver, no es que sean el mismo personaje con otro nombre, pero ciertas situaciones que han vivido o están viviendo sí que son parecidas. No quiero poner ejemplos para no spoilear, pero me he acordado mucho de Tiramisú al ron y El club de las cinco, en especial. Y también de Al llegar la primavera, por supuesto.
Además, me he dado cuenta de que hay personajes que aparecen en todos los libros. Los jefazos, en su mayoría, pero cierto personaje importante de una de esas tres novelas aparece de pasada en El club del pudin. Me ha hecho mucha gracia; como todas las mujeres creadas por la autora son de Barnsley, sin saberlo, se encuentran con los mismos personajes… Un detalle curioso.

Escritura. Como ya he comentado, el estilo de Milly Johnson es de esos que te enganchan a las páginas de sus historias y te impiden hacer otra cosa que no sea leer y leer. Me ha pasado con sus cuatro libros, en especial con El club del pudin y Al llegar la primavera, que se han convertido en mis favoritos. Sí, sus novelas tienen tramas absolutamente normales, pues cuentan las vidas de unas mujeres absolutamente normales, pero el avance de las mismas, el ver cómo son al principio y cómo ellas solitas van cambiando porque así lo deciden, es principalmente lo que te anima a leer y leer. Sabes que las mujeres creadas por Milly Johnson son siempre muy guerreras, muy luchadoras e independientes, y siempre quieres ver cómo van a conseguir salir del lío en el que se hallan metidas… o de su rutinaria vida, que viene a ser lo mismo.

Edición. Me encanta la portada. No sé si es del todo adecuada, ya que no va exactamente de cocinar postres ingleses, como pueden sugerir tantos dibujos de pasteles rodeando a la mujer embarazada de la portada; pero a mí me parece bonita, llamativa y, al menos en parte, apropiada para la historia que se cuenta. Y del interior hay un pequeño detalle a destacar, y es que el tipo de letra no es el acostumbrado de esta editorial. Creo que en parte es mejor así, porque si hubiera tenido la letra y el tamaño de las demás novelas de Versátil que he leído, hubiera acabado siendo un libro mucho más largo y, por ende, más caro.

Historia. Como ya he comentado, esta es una historia realista, de superación personal, de evolución y cambios. Una trama, en apariencia, simple, pero que se revela siendo más compleja de lo que se pueda imaginar, ya que cada mujer tiene una vida distinta y, por tanto, cada una va a reaccionar de una manera distinta al hecho de quedarse embarazada. Y, por supuesto, cada una lo afrontará y vivirá de una forma distinta, aunque eso sí: siempre juntas, siempre unidas, siempre contando las unas con las otras.
Al igual que Al llegar la primavera te daba ganas de ponerte a hacer limpieza a fondo de tu hogar, me atrevería a decir que El club del pudin te dan ganas de tener un bebé. Una idea, desde luego, que no hay que tomarse a la ligera… No es lo mismo que limpiar la casa de trastos. Pero es inevitable que te den ganas de comprobar por ti misma qué sienten Helen, Janey y Elizabeth al estar embarazadas.

¿Lo mejor? Lo mucho que engancha una historia tan realista como ésta.
¿Lo peor? Yo le hubiera añadido varias páginas más tras el epílogo.

¿Lo recomiendo? Sí, sin duda. Si disfrutas con historias realistas y con los libros de esta autora, no te lo puedes perder.

2 comentarios »

Sgàile, Carolina Lozano

¡Hola a todos!
Tras varios días sin pasarme por aquí, vuelvo para dejaros otra reseña más 🙂

ebb48-sgailecarolinalozano

Título: Sgàile
Autora: Carolina Lozano
¿Saga? Taibhse #3
Editorial: Edebé
ISBN: 9788468307190
Número de páginas: 240
Publicación: 31 de Octubre de 2012
Género: Juvenil romántica, fantástica paranormal
Sinopsis: Ya hace tiempo que muchos saben que en las neblinosas tierras escocesas, los fantasmas no viven solo en las leyendas y los cuentos de miedo. Para Liadan y sus amigos muchos aparecidos forman ya parte de su mundo, pero no olvidan que siguen siendo peligrosos. Y que ser un fantasma no es nada divertido. Lo que no esperaban era encontrarse con un misterio aparentemente imposible de resolver. ¿Puede alguien estar vivo y ser un fantasma a la vez? ¿Puede de verdad un aparecido matar a una persona? Pronto se darán cuenta de que si quieren evitar una tragedia, estos son los misterios a los que deberán dar respuesta. 
Sgàile, palabra gaélica que significa ‘espectro’ y también ‘reflejo’, nos adentra en un mundo en el que los propios fantasmas, de nuestro pasado y de nuestros miedos, pueden ser tan aterradores como los que nos observan desde los misteriosos rincones de Edimburgo.

RESUMEN
Liadan, Aithne y compañía ya están más que acostumbrados a tratar con fantasmas. Desde antes de empezar la universidad, Liadan descubrió que puede verlos e interactuar con ellos; Aithne, oírlos; y el resto de sus amigos no dudan de lo que ellas ven o sienten, pues las propias apariciones demuestran por sí mismas que existen.

Después de algunas aventuras un tanto terroríficas y de ampliar el grupo de amigos, los chicos viven con relativa tranquilidad, manteniendo el contacto pese a estudiar carreras diferentes y siendo muy conscientes de que hay apariciones por todas partes, algunas peligrosas y otras no.

Es entonces cuando Liadan se da cuenta de que ha visto vivo a un chico al que anteriormente vio muerto…

¿Quién es ese chico? ¿Puede estar vivo y muerto al mismo tiempo? Y, lo más importante: ¿supone una amenaza para Liadan y sus amigos?

MI OPINIÓN
Al contrario que a muchísima gente, a mí esta saga me gustó cuando comenzó a publicarse, como prueban las reseñas de Taibhse y Brìgh, los dos primeros libros de la misma. Sin embargo, este tercer libro no ha sido santo de mi devoción… Me ha parecido como una repetición, como un déjà vu de algo que los personajes ya vivieron al principio. Por no hablar de lo increíblemente buenos, guapos y cándidos que son todos… No resulta creíble; al menos no para mí.

Personajes. Los personajes apenas han cambiado desde el principio. Liadan sigue siendo tímida y reservada, aunque es abierta y habladora cuando está con sus amigos; Álastair aún es misterioso y retraído, excepto cuando está con ella; Keir y Aithne, tan buenos y cándidos como siempre; Soren, el chico danés, tan adaptado a Escocia como ya lo estaba cuando llegó, y aún obsesionado con investigar a las apariciones; Christie, la única chica morena del grupo debido a su ascendencia mejicana, demuestra ser crédula pero no tonta; Caitlin, la fantasma del lago, no deja de ser tan inestable como lo era desde que murió; y Jonathan, el soldado que murió en la Segunda Guerra Mundial, protege su parque y a “sus vivos” de cualquier amenaza. En cuanto a Bobby, continúa viviendo con Liadan y Álastair, los cuales se turnan también para visitar a Annie.

Como veis, los personajes apenas han cambiado, ni en su forma de ser ni en su rutina. Aunque Aithne, en esta novela, sí que cambia para bien, pero no desvelaré por qué. Tan sólo decir que está relacionado con ese chico que no se sabe si está vivo o muerto…
Aun así, como ya he comentado, no me parece lógico que todos los personajes aquí sean extremadamente buenos y cándidos, que todos quieran evitarse sufrimiento entre sí, que nunca causen dolor a nadie ni sientan odio ni esas cosas malas… Lo siento, pero no me ha parecido en absoluto creíble.

Escritura. A estas alturas ya conozco de sobra el estilo de Carolina Lozano, pues creo haber leído absolutamente todos sus libros publicados. Así que no tengo queja, pues siempre me ha parecido que introduce descripciones y diálogos en su justa medida. Y sin faltas de ortografía ^^

2935Edición. La portada da un poquito de miedo, ¿no? ¿O es cosa mía? xD En fin, no se puede negar que la saga entera está muy bien cuidada y mimada por la editorial, desde luego. En este aspecto tampoco tengo queja.

Historia. Creo que aquí es donde falla la novela, además de en el tema de los personajes. Sí, es original el detalle de crear a un personaje que no se sabe si está vivo o muerto, peeeeeeeero… creo que no se le ha sacado el suficiente jugo a este tema. Creo que se ha desarrollado y resuelto de manera errónea, la verdad, y como dije antes, todo recuerda demasiado a Taibhse. Como un déjà vu.

¿Lo mejor? La escritura y la edición.
¿Lo peor? Los personajes y la trama.

¿Lo recomiendo? Pues no sabría qué decir. Yo lo leí por seguir con la saga, desde luego, pero me ha decepcionado. Así que eso ya depende de cada uno.

Deja un comentario »