El jardín del invierno

Blog de reseñas literarias de @SilenZahra

Besos entre líneas, May R. Ayamonte y Esmeralda Verdú

¡Hola a todos!

No estaba planeado que subiera esta entrada. De hecho ni siquiera tenía planeado leer este libro. Pero ya se sabe que una cosa es lo que tú planees y otra, lo que acabe pasando. “La vida es eso que pasa mientras tú haces otros planes”, o eso he oído.

En fin, el caso es que decidí leer este libro por pura curiosidad y también por ver si me entretenía un poquito y me distraía de otras lecturas más densas. Algo que quiero aclarar es que, desde siempre, cuando he opinado sobre un libro, lo he hecho sin importarme quién lo haya escrito, bien alguien muy famoso, bien alguien a quien conocen en su casa. A mí eso me da igual y lo podéis ver en las muchas reseñas que he subido ya, tanto al blog como a goodreads. No soy de mezclar autor y obra, porque entonces me acabaría dejando influenciar por si conozco al autor, por si me cae bien o mal, por si puede leerme…

EsmeyMayAsí que desde ya os digo que me importa bien poco el hecho de que este libro lo hayan escrito dos chicas que se han hecho famosas gracias a sus canales de booktube. Yo las sigo, de hecho, o, mejor dicho, sigo a una de ellas y dejé de seguir a la otra. Me gustan sus vídeos y me entretienen, pero también es verdad que no son de mis booktubers favoritas. Y en relación a su libro, si ellas son felices habiendo escrito esto, yo me alegro de verdad por ellas, pero no puedo decir que las felicite por la obra que han creado. Lo siento si alguien se siente ofendido, pero así es.

Aparte, tampoco tengo nada en contra de que gente que ya tiene un público detrás escriba y publique, siempre y cuando el producto que ofrezca tenga un mínimo de calidad (por desgracia, no es el caso). Cualquiera puede escribir, pero no todo el mundo puede escribir bien. Y veo normal y lógico que las editoriales quieran publicar libros de personas que ya son famosas, porque eso les garantizará un mínimo de ventas, que es, al fin y al cabo, lo que buscan. Tan sólo espero y deseo que personas no famosas que busquen oportunidades para escribir y publicar también las tengan. Es lo justo, ¿no creéis?

Dicho esto, pasemos ya al tema. Aviso desde ya que va a ser una entrada MUY larga, motivo por el cual he decidido publicar esta opinión aquí y no en goodreads, como suelo hacer.

26

Título: Besos entre líneas
Autoras: May R. Ayamonte y Esmeralda Verdú
¿Saga? Libro autoconclusivo (gracias al cielo)
Editorial: Planeta
ISBN: 9788408153016
Precio: 15’90€
Páginas: 342
Publicación: 12 de abril de 2016
Género: Realista, juvenil, romántica
Sinopsis: Emma es una joven cuya vida no es nada fácil. Cuando tenía seis años, su madre murió en un accidente de coche y su padre, al que tiene que cuidar los fines de semana, sufrió grandes secuelas físicas e intelectuales. Entre los estudios y sus responsabilidades familiares, Emma no tiene mucho tiempo para hacer lo propio de su edad. Pero por suerte hay algo que anima sus días: la literatura. Los libros, su blog y su nuevo canal de Youtube son su refugio, y mientras todas las personas de su entorno tienen vida social, Emma prefiere pasar las horas en la biblioteca.
Todo cambia cuando Eric, el chico que acaba de llegar al pueblo, entra en su vida. Eric es guapísimo y arrollador, pero también esconde muchos secretos y un pasado oscuro por el que tiene que cumplir condena haciendo trabajo comunitario.
¿Podrá Eric sacar a Emma de la burbuja en la que vive? ¿Por qué la relación con Eric es tan complicada y confusa? ¿Por qué es tan hermético y enigmático? ¿Qué oculta?

Y ahora, mi opinión llena a rebosar de spoilers. For the blog is dark and full of spoilers. And sarcasm.
Copio y pego lo que escribí para subirlo a goodreads, así que no os extrañéis si veis que repito algo, aunque por supuesto lo revisaré con lupa. También aviso que hace mil que no escribo una reseña, así que esto está muy desordenado. Y más teniendo en cuenta todo lo que hay que comentar de este libro.

Bueno… Besos entre líneas trae cola y no es para menos. Coincido con la mayoría de críticas y no comprendo cómo han publicado esto y no cualquier otra historia que, como mínimo, no resulte ofensiva. Y lo digo por la historia en sí, no por las autoras, pues ya he dejado claro que no soy de mezclar obra y autor cuando opino sobre un libro. Yo lo siento por quien pueda sentirse ofendido, pero si hay algo que no voy a hacer al hablar de un libro es mentir. Ni callarme.

Besos entre líneas es una novela llena de topicazos y dramas. Chica buena y lista, chico malo y problemático, triángulo amoroso, pasado oscuro, chica a la que marginan porque le gusta leer, fiestas más americanas que españolas… Cáncer, anorexia, depresión, paraplejia, accidentes de tráfico, drogas, alcohol…

No sé si me dejo algo, pero ese es un pequeño resumen de todo lo que contiene este libro.

En los topicazos no hay evolución. La chica buena y lectora, Emma, sigue igual al final de la historia, y el chico malo y de pasado oscuro, Eric, también. El triángulo amoroso está para hacer relleno, aunque, en general, creo que todo está para hacer relleno. Es que hay tantas cosas que fallan en este libro…

Emma, la protagonista, es odiosa y repelente, y esto no sería tan malo si, al menos, al final viéramos una evolución en el personaje, pero ya he comentado que eso no pasa en este libro. Emma se pasa el día leyendo en la biblioteca, se olvida de poner el móvil en silencio y todavía tiene el valor de cabrearse cuando la bibliotecaria la manda a callar y le exige que apague el móvil. Espía a Eric de manera descarada cuando se lo encuentra en la biblioteca, se olvida de su pobre perra cuando entra en una librería, manosea libros que no se va a comprar y no para de quejarse de la familia que tiene.

Cabe mencionar que la madre de Emma murió en un accidente de tráfico cuando ella era pequeña y que su padre, a causa de dicho accidente, quedó parapléjico. Así que Emma vive con su tía Anne, hermana de su difunta madre, y el novio de ella, David, que es casi como si fuera el tío de sangre de la chica. La tía le ha dado a su sobrina un techo, comida, ropa, educación, se preocupa por ella, intenta hacer que tenga un futuro mejor… ¿Y qué piensa Emma de ella? Que es una pesada y que no la deja leer en paz. A David, por cierto, lo manipula emocionalmente, pues el hombre le suele comprar un libro cuando la ve triste, así que ella piensa que deberá fingir tristeza más a menudo para que David le regale libros. Qué joyita de chica.

Pero más joyita es cuando llegas a la parte en que está ella viendo vídeos en youtube, su tía la llama para que vaya a ayudar a su pobre padre impedido, y Emma no hace más que quejarse de tener que ir a ocuparse de él porque no tiene tiempo para sí misma y para sus cosas. Hasta hay un momento en que admite que su padre le resulta una carga. Pruebas visuales a continuación:

bl 2

Encima le dice al padre que no se puede quejar, que está viviendo a cuerpo de rey. Tócate un pie.

bl 3

Como bien diría Ron Weasley: “Necesita poner en orden sus prioridades”.

bl 4

Zasca. En serio, qué amor de chica. Ten hijos para esto, vamos.

Al padre, por cierto, no se sabe con exactitud qué le pasa. Sólo sabemos que va en silla de ruedas, que tiene sobrepeso, que el accidente le dejó secuelas cerebrales muy graves y que vive en una residencia, ya que la tía no puede permitirse adaptar la casa a las necesidades del hombre y, además, todos en la familia están siempre de aquí para allá, por lo que el padre de Emma no recibiría la atención que merece y necesita. De este modo, Emma sólo ve a su padre los fines de semana, y todavía tiene el cuajo y el morro de quejarse de tener que ayudarlo. Es que qué asco de persona, joder. Qué desperdicio de ser humano.

No sólo con su padre y sus tíos se porta mal Emma. También con su hermana mayor, Lys, quien, en el pasado, a causa del accidente de sus padres, tuvo anorexia y depresión, llegando al punto de tener que estar ingresada. Emma se atribuye a sí misma el haber conseguido que su hermana superara la enfermedad, pues, con nueve años, se fue a aporrear la puerta tras la cual se hallaba Lys (en el hospital) y le suplicó y le lloró para que se curara y volviera a casa con ella. Y, como por arte de magia, Lys se curó y volvió a casa. Qué bonito y qué creíble, ¿verdad?

Por si esto fuera poco, al comenzar el libro, Lys y Emma se reencuentran tras un tiempo sin verse y a nuestra amada protagonista no se le ocurre saludarla de otro modo que con un “¿Has adelgazado?” Ahí, Emma, con tacto. Que se note que tu hermana te importa tanto como tu padre, tu perra y tus tíos.

En fin. Personaje protagonista odioso, egoísta, manipulador y despreciable.

El protagonista masculino, Eric, tampoco se queda atrás. Al principio parece que, al igual que Emma lo acosó a él en la biblioteca, luego es él quien la acosa a ella, pues, allá donde va Emma, allí está Eric: en el supermercado, en una fiesta, en el hospital, en el instituto… Eric es omnipresente. Erics everywhere!

El primer encuentro entre estos dos tortolitos es, cuanto menos, escalofriante. Espeluznante. Después de que a ella le suene el móvil en plena biblioteca, él la mira mal y le dice de malos modos que apague el móvil. Unos minutos después, cuando Emma va a salir, se encuentra de nuevo con Eric, pero esta vez él le sonríe, se le acerca más de la cuenta, la acorrala contra la pared y la besa. Así, sin más, sin que siquiera sepan el nombre del otro y, desde luego, sin que haya consentimiento. Y ella, como es tan feminista y luchadora y como él es tan guapo, no sólo se deja hacer, sino que además lo defiende cuando un policía pregunta si él la está molestando.

Mmm, no me hagáis mucho caso, pero a mí esto no me suena precisamente feminista y de protagonista fuerte e independiente… Lo mismo es cosa mía, who knows.

El caso es que el chaval, tan amable y simpático, ha aprovechado para colarle una bolsa de marihuana en el bolsillo a la chica, y, como es obvio, cuando la tía Anne lo descubre, se pone hecha un basilisco. Emma también está enfadada, desde luego, pero es David, la voz de la razón, quien zanja el asunto con un “No es para tanto, todos hemos querido experimentar a estas edades”. Y tanto Emma como Anne lo dejan pasar, sobre todo porque, por si no lo sabíamos, Eric es muy guapo.

A partir de aquí todo es aún más WTF que hasta ahora. Eric y Emma no paran de encontrarse aquí y allá, como ya he dicho, pero él siempre la menosprecia, la mira por encima del hombro y trata de manipularla para conseguir lo que quiere. Y Emma, por supuesto, como buena feminista, se deja hacer porque él es muy guapo.

No sé, la relación de estos dos surge de la nada. Aparte de que ambos me parecen personajes odiosos y cambiantes, no me creo que de la noche a la mañana ya tengan tanta confianza como para confesarse secretos y problemas del pasado, y que a los dos días ya no puedan vivir el uno sin el otro. Es que, en serio, se han visto dos veces en las cuales Eric la ha tratado como si ella fuese basura y Emma sólo ha señalado lo guapo que él es, y ya charlan como si fueran muy buenos amigos. Es que no me lo creo xD No me creo que exista una relación entre ellos, ni de amistad ni mucho menos romántica. No me resulta creíble y tampoco sana, ya que los dos son manipuladores natos, Emma es muy superficial porque sólo le importa lo guapo que es el chico y éste, por su parte, cambia de actitud como quien cambia de camisa; un momento trata muy bien a Emma, al siguiente se encabrona y la deja tirada en una fiesta.

Oh, y no podía faltar el comentario de turno de uno de los amigos de Eric. Cuando éste se larga de la fiesta hecho una furia, todo porque sus amigos han intentado impedirle conducir borracho, uno de los amigos le suelta a Emma: “Si te trata así es porque te quiere”. O sea, que si un chico me menosprecia, me humilla, me grita, me manipula y me deja tirada, es porque me quiere y no puede vivir sin mí, ¿no?

Ajam…

¿Feminismo? ¿Eso qué es? ¿Se come?

Lo del feminismo lo menciono tanto, aparte de porque es evidente, porque una de las autoras, May, dice ser feminista. Lo cual me parece magnífico, por supuesto, pero no logro comprender que haya aceptado escribir esto si es tan obvio que esta relación tiene de feminista lo que yo de monja (pista: nada). Resulta chocante y contradictorio, ¿no os parece? En fin, no sé, yo no soy nadie para juzgar, ni mucho menos, pero no deja de resultarme extraño. Just saying.

La historia sigue su curso de novela juvenil romántica, incluido el momento en que algo sucede entre los tortolitos que los obliga a separarse. Es algo también muy típico y aquí no podía faltar. Antes he mencionado que los amigos de Eric trataron de evitar que éste condujera borracho, cosa más que lógica y obvia y que Eric debería saber de sobra. El chico es tan así, tan cambiante, porque unos años atrás condujo borracho y provocó que su novia muriese. Vamos, que tuvo un accidente de tráfico, murió una persona por su culpa, pero el chaval no aprende, pues estaba de nuevo dispuesto a conducir borracho, esta vez llevando a Emma con él. No le veo lógica ninguna a este comportamiento, de verdad, porque si te sucede algo tan malo que te deja trauma, lo normal creo yo que es tratar de evitarlo, ¿no? Sobre todo si alguien ha muerto por tu culpa. Sobre todo si se trataba de alguien tan importante para ti como es tu novia.

Pues agarraos, que Eric todavía tiene el morro de decir que no quiere tener novia nunca más porque sólo sirven para romperte el corazón. Claro, y tú como novio serviste para romperle a ella la crisma, ¿verdad? Y encima sigues dispuesto a conducir borracho aun a riesgo de llevarte a otra persona por delante. Mira, es que no. Esto no tiene ninguna lógica ni coherencia. El personaje entero de Eric no tiene coherencia, aunque en general no hay ningún personaje que la tenga, actually.
Este es, básicamente, el problema al que la “pareja” se enfrenta, ya que Emma decide alejarse de Eric al descubrir que él provocó la muerte de una persona por conducir borracho. Su madre murió también por culpa de un conductor borracho años atrás, así que esto es lo único que veo lógico en el comportamiento de Emma a lo largo de toda la novela.

Estos aspectos que he mencionado hasta ahora creo que podrían haberse mejorado muchísimo. No hay profundidad en los personajes y ni siquiera hay trama, así que tenemos una novela llena de escenas vacías que no aportan nada a la historia, más allá de comprobar lo lista e inteligente que es Emma a ojos de su familia y amigos y lo extremadamente guapo que es Eric. No hay más profundidad, ni en personajes, ni en trama, ni en nada.

Trama es que ni hay. Si al menos a Emma le pasaran cosas interesantes… Pero qué va. Ir a clase, hacer exámenes, leer mucho, mencionar un libro y/o autor y una breve opinión personal cada dos líneas, ver blogs y vídeos en internet, encontrarse con Eric, charlar con sus amigas y quejarse de su familia. Esto es todo lo que hace Emma, y no sé yo si a esto se le puede sacar algo para crear una trama en condiciones…

Oh, por cierto. Emma está en segundo de bachillerato y se está preparando para hacer la selectividad, pero en todo el libro la vemos estudiar poquísimo. De hecho, en las semanas anteriores a la PAU, Emma se pasa el día saliendo y entrando, yendo a Madrid y grabando más vídeos para su canal de booktube. Vamos, que no es que estudie mucho, la muchacha, y el bajón que dan sus notas en segundo de bachillerato lo demuestra. La tía Anne se enfada con Emma, como es lógico, pero sigue permitiéndole salir de aquí para allá cuando le apetece en lugar de castigarla o de ponerle unas normas para hacer que estudie más.

Y, a pesar de todo esto, a pesar de pasarse más tiempo en la calle que estudiando, Emma saca un siete, un ocho, un nueve y un diez en selectividad y acaba obteniendo una nota media más alta de lo que cualquier persona normal hubiera esperado teniendo en cuenta que esta chica apenas ha estudiado. Sí, vale, la selectividad es fácil, ni de lejos tan difícil como la pintan, pero HAY QUE ESTUDIAR. Y ya digo que Emma estudia poco en esas semanas previas a la PAU, así que ni de coña me creo que saque esas notazas. Que apruebe sí, me lo creo, es posible, pero no obteniendo notas tan altas. Es que no es posible, y más viendo lo distraída que está la muchacha en esas semanas.

Luego está el tema de que las amigas de Emma escriben como el culo por whatsap (¿WhatsApp? ¿Whasap? ¿Whatsap? No sé si la protagonista se habrá decidido porque cada vez utiliza una manera distinta para escribir esa palabra, pero yo me decanto por whatsap), pero Emma, Eric y el tercero en discordia, Gabriel, escriben de maravilla, sin faltas de ortografía ni puntuación y se les entiende de maravilla. Lógico y creíble, desde luego, además de que los whatsaps de una de las amigas, Esther, es que ni se entienden. Dan dolor de cabeza con sólo verlos. Juzgad vosotros mismos:

bl 7

¿Alguien es capaz de entender a Esther a la primera? Porque yo no…

Y no nos olvidemos de la otra amiga, Sandra (qué horror compartir nombre con un personaje de este libro en concreto, madre mía). Esta chica es lesbiana y se nota claramente que está aquí porque se quiere dar la imagen de que es algo normal y de que Emma es muy abierta de mente y no rechaza ni juzga a nadie por su condición sexual. Algo que les hubiera salido genial a las autoras y que hubiera ayudado a normalizar la homosexualidad, lo cual coincido en que es necesario, si no fuera por el comentario de Emma:

bl 5

Mira, de verdad, yo ya no sabía si reírme o llorar. What the fuck, seriously xD

Esto me está quedando muy largo, pero no puedo evitar mencionar lo extremadamente cansino que se hace el que Emma esté cada dos por tres haciendo comentarios del tipo: “Me he leído tal libro y me ha gustado mucho porque patatín patatán”, “Me encantan los libros de este autor porque tiene una gran capacidad para crear historias y personajes”, “Recomiendo este libro porque está lleno de sensibilidad y de lecciones de vida”… Y así mil millones de veces a lo largo de tooooodo el libro… Mira, pase una vez, dos y hasta tres a lo largo de toda la historia, pero porque sea algo relevante para la trama, no porque sí. No así, porque creo haber leído en otras reseñas que se han llegado a contar más de cincuenta menciones a libros, autores, películas, actores, canciones… Vamos, que parece más un libro de recomendaciones que una historia en sí, porque ya digo que trama no hay. Ver a una chica obsesionada con la lectura y creándose un canal de booktube no da para una trama, coño. Como un complemento sí, pero que sirva para apoyar una trama en condiciones. Es que me da la sensación de que este libro no cuenta nada :/

Ya para ir terminando, quería comentar unas cuantas cosas. La primera es que es muy lioso el tema del espacio y del tiempo. Ya se ha dicho que el pueblo de Emma, para ser tan pequeño, tiene unas cuantas librerías y una señora biblioteca, pero no cuenta con un hospital. También se ha hecho hincapié en el hecho de que es un lío el momento en que transcurre la “historia”, porque lo mismo se mencionan libros como Prohibido y Las ventajas de ser un marginado, que salieron hace unos añitos, como la protagonista dice que le han gustado mucho libros que salieron a finales de 2015, tales como Electro y El chico de las estrellas. Cabe destacar que tanto Prohibido como Las ventajas de ser un marginado se mencionan como si fuesen novedades, lo que hace pensar que quizá nos encontramos en el 2013 o así, pero luego te encuentras con libros del 2015 y dices… WTF?

Sobre booktube en sí, es algo que Emma descubre como algo muy novedoso y que en España apenas está empezando, porque hay una frase en la que ella decía que ha podido encontrar pocos booktubers españoles, pero luego te encuentras con lo de los libros publicados en 2015, cuando el fenómeno booktube ya era muy conocido, y de nuevo dices… WTF?

Otra cosa que quería comentar era el tema de que a Emma la marginan en clase por ser lectora. Vale, quizá los niños pequeños puedan llegar a ser muy crueles, y los adolescentes de secundaria también, porque a mí de hecho me ha pasado que alguna vez se han metido conmigo porque me gustaba leer. Pero no llegaban a los extremos de marginarme por eso y me parece extraño que, estando en segundo de bachillerato, todavía haya quien se burle de alguien porque le gusta leer. Claro que si todos en la clase tienen la edad mental de Emma, apaga y vámonos…

Oh, y Emma menciona que apenas tiene amigos, pero luego, cuando va a la fiesta en la que se encuentra con Eric, no para de saludar a la gente. Gente que, en teoría, la margina y se burla de ella, pero ahí va Emma como si fuera la reina de la fiesta. Además, dice que nunca ha llegado a quedar con Clara, la única chica con la que ella asegura llevarse bien, pero no deja de resultar un poco extraño que jamás quedes con amigos de clase. ¿Cómo han llegado a conocerse tan bien, entonces? ¿Y por qué Clara parece avergonzada cuando Emma se enfrenta a la profesora para defender la literatura juvenil?

Vale, esta última pregunta es estúpida; yo también me sentiría avergonzada de tener a mi lado a alguien como Emma. Y más teniendo en cuenta lo absurdo de esa escena en defensa de la literatura juvenil, porque es que un profesor, por regla general y como sería normal, te va a animar a que leas. Que leas lo que sea, sin importar lo que ese profesor piense de lo que lees; pero que leas. Es lo normal y es, de hecho, con lo que yo misma me he encontrado, así que me resulta extraño y absurdo que una profesora de literatura no quiera que sus alumnos lean lo que les salga del pie.

En serio, son tantas las absurdeces y las cosas que fallan en este libro, que mientras voy escribiendo lo que pienso de una de ellas, me acuerdo de otra y me da la sensación de que no voy a terminar nunca. Y eso que es un libro corto sin chicha, pero es que ni siquiera tiene coherencia interna, y no hablemos ya de que no transmite buenos valores. Yo lo siento pero soy incapaz de encontrarle nada bueno a este libro, porque todo es una sarta de topicazos exagerados, de personajes cambiantes, de trama inexistente, de profundidad cero y de libros y libros que la protagonista lee y luego menciona bien en su blog, bien en su nuevo y flamante canal de booktube.

Y con esto enlazo a lo último que me queda por comentar. Emma descubre booktube gracias, principalmente, a Gabriel, un famoso booktuber mexicano que, fíjate tú por dónde, viaja a España para hacer de traductor de la escritora Jennifer L. Armentrout, a la cual la amiga de Emma, Esther, no duda en llamar “la Jenny” como si la conociera de toda la vida, dicho sea de paso. No deja de resultarme extraño que una editorial traiga a una autora americana y que, como traductor, se traiga a un chaval de México, más que nada porque el español que se habla en España es diferente del que se habla en México, así que, no sé, quizá al público le cueste comprender alguna traducción que haga Gabriel, más que nada porque hay palabras y expresiones que cambian, que tienen un sentido distinto… No sé, no lo digo por ser racista ni muchísimo menos, pero lo suyo es que traduzca alguien del país anfitrión, ¿no? Digo yo.

En fin, el caso es que Emma conoce en persona a Gabriel poco después de haberlo visto en su canal de booktube y justo cuando ella ha decidido alejarse de Eric tras descubrir que éste conducía borracho, exactamente igual que la persona que provocó el accidente en el que murió la madre de Emma y el padre quedó impedido. Como he dicho, por cierto, este es el único comportamiento de Emma que he visto lógico, pero después ella solita se lo acaba cargando al volver con Eric y soltarle que el que condujera borracho y causara la muerte de su novia “no fue culpa suya”. POR SUPUESTO, VAMOS. CONDUCES BORRACHO, MATAS A ALGUIEN Y NO ES TU CULPA.

bl 6

Yo es que flipo, joder.

Me desvío del tema xD El caso es que Emma conoce a Gabriel cuando está intentando olvidarse de Eric, y entonces ella y Gabriel empiezan algo extraño que consiste en que él la besa cuando le apetece, pero luego no lo menciona y hace como si no hubiera pasado nada. Ella tampoco se atreve a mencionarlo, claro, porque no quiere perder su amistad y porque, gracias a que sube vídeos junto a Gabriel, su canal está siendo todo un éxito. Que también resulta inverosímil lo rápido que consigue seguidores esta chica, tanto en el blog como en el canal. Yo me he tirado seis años con un blog y jamás llegué a los trescientos seguidores, así que no vengas a intentar venderme la moto, maja xD

Gabriel es, como resulta obvio, el tercero en discordia, el que provoca ese triángulo amoroso, y es también un estereotipo con patas porque parece que no tenga más vocabulario más allá de “neta, padre, chido, güey” y similares. Vamos, que al chico sólo le faltaba sacar el típico sombrero mexicano y arrancarse a cantar una ranchera.

Luego Emma hace cierto comentario que resulta incluso más ofensivo: “A lo mejor Gabriel me besa porque los latinoamericanos son de sangre caliente y esto es algo normal en su país”. Es decir, que si no eres de un país latinoamericano, tu sangre es fría como el hielo y no tienes sentimientos, y si lo eres, vas besando a la gente por la calle porque sí. Ajam.

Lo gracioso es que la propia Emma reflexiona un par de veces acerca de eso de sentirse ofendido. Una de las veces dice algo como: “Dices lo que piensas y mucha gente se siente ofendida, y yo no entiendo por qué”. Hombre, si dices lo que piensas olvidándote de cosas tan importantes como el respeto y la educación, no creo yo que haya quien se ofenda porque se aburre, maja. No sé, digo yo. Y luego está lo de que “Nadie tiene el derecho a decidir si un libro es bueno o malo, sino que eso depende de la opinión personal de cada lector”. Aquí creo que no soy la única que discrepa, porque una cosa es tu opinión y otra es que el libro en cuestión tenga calidad. Por ejemplo, a mí no me gustó El retrato de Dorian Gray, pero no dejo de admitir que es un buen libro porque tiene calidad, tiene profundidad, tiene mensajes… Vamos, que no es un clásico porque sí. El que a mí no me gustara no lo convierte en un libro malo, y lo mismo puedo decir de muchos otros libros, películas, canciones… Así que, no, lo que tú opines no implica que el libro sea bueno o malo, querida Emma. Tú podrás pensar esto o aquello, pero si el libro tiene un mínimo de calidad, ya es algo a tener en cuenta, y si no la tiene y no hay por dónde cogerlo, pues qué se le va a hacer. Independientemente de lo que tú opines.

Y ya para terminar, que esto me está quedando kilométrico ya, sólo quiero mencionar que me parece muy cutre y rápida la manera en que las autoras se han deshecho de Gabriel y, con él, del triángulo amoroso. Desde el primer momento era evidente que Emma iba a quedarse con Eric, que Gabriel no pintaba absolutamente nada, pero eso de hacerlo ver como que sólo busca acostarse con Emma… A mí me pareció una forma de intentar manipular al lector, de hacerlo ver a Gabriel como el malo de la película, cuando realmente no es algo malo el tener sexo esporádico con alguien con quien tienes cierta confianza. Siempre y cuando todo esté claro entre ambos, haya consentimiento mutuo y tal, por supuesto, pero eso de que Gabriel ataque a Emma de manera que parece que la va a violar… Estuvo muy mal llevado. No creo que Gabriel sea mala persona, sólo un estereotipo con patas, pero no es culpa suya, pobre. Toda esa escena vino simplemente a cuento de colar la idea de “No es no”, y, joder, es algo que podría haber estado tan bien y haber servido como pequeño mensaje dentro de toda la trama, que realmente me da pena y rabia que este haya sido el resultado final. Podría haber estado mucho, mucho mejor, y hubiera sido, de hecho, lo único feminista de todo el libro.

Por otro lado, no entiendo a qué leches vinieron tantas menciones a tantos booktubers famosos, porque a mí desde luego me daría vergüenza aparecer en un libro así, y más con el nombre cambiado de una forma tan tonta y descarada como, por ejemplo, La, de Las letras de La, Lau de Lau Reads Books, Bastián de El Coleccionista de Universos… Si esto hubiera sido un fanfic o una historia compartida entre amigos hubiera tenido su gracia, pero a mí no me la ha hecho, de verdad.

Ah, y lo de dejarse a la pobre perra amarrada a la puerta de la librería y olvidarse de ella me parece de una crueldad inaudita. ¡Animalito! Por no hablar de que Emma lo mismo la quiere que la odia… ¿Te aclaras, muchacha?

Y qué decir de la manera en que está escrito el libro. Demasiado simplona, con escasísimas descripciones y demasiados diálogos que no sirven de nada, porque es que no aportan nada a la historia. Hay frases que suenan muy extrañas y algún que otro fallo gramatical, así que digo yo que ya podrían al menos haber pulido esto. Ya que nos vas a presentar semejante historia, intenta que al menos esté bien escrita.

Me ha quedado muy larga y me estoy dejando unas cuantas cosas en el tintero, pero no creo que haga falta mucho más para ver lo que pienso de este libro. Coincido con la mayoría de opiniones y me da pena que últimamente se acepte publicar libros llenos de topicazos y mensajes tóxicos cuando hay quienes se curran unas historias diferentes que solamente encuentran salida en la autopublicación. En serio, hay mejores libros por los que matar árboles. No los matéis por libros como Besos entre líneas. ¡Se merecen vivir!

En fin, como veis, ironía y sarcasmo hay para regalar en esta reseña, y es que de alguna manera tengo que intentar reponerme por haber leído esto. Tengo que decir, no obstante, que me da pena que toda la ilusión y el trabajo que las autoras han puesto haya acabado en esto, porque ya digo que el libro podría haber sido muchísimo mejor y haber contribuido a transmitir buenos valores y a romper con los clichés. A pesar de todo, hay que tener en cuenta que este es el primer libro de una de las chicas, Esme, así que estoy segura de que sólo necesitan pulirse y seguir escribiendo. Y necesitan que alguien les diga: “Mira, no, esto no es bueno, debería ser de otra forma”. ¿Qué han hecho los editores, por dios? Se supone que son ellos quienes deben hacer esto, quienes deben encargarse de ofrecer una buena historia al público, pero no lo han hecho con Besos entre líneas. Y es una verdadera pena. Porque, lamentándolo en el alma, no puedo sino decir que coincido, como es obvio, con las críticas negativas que le han llovido a este libro.
Ojo: al libro, que no a las autoras. A ellas les mando todos mis ánimos y mis buenos deseos para que su próxima historia sea realmente buena.

Esto es todo por hoy. ¡Gracias por estar ahí! Y premio para vosotros si habéis llegado al final 😛 xD
¡Nos leemos!

Anuncios
Deja un comentario »

Opiniones Goodreads – Marzo 2016

¡Hola a todos!
Ha terminado un nuevo mes y eso quiere decir que toca recapitular los libros que he leído durante marzo y lo que pienso de ellos.

Cinder, Marissa Meyer (relectura).
Mi error fue amar al príncipe. Parte 1, Moruena Estríngana (relectura).
Mi error fue amar al príncipe. Parte 2, Moruena Estríngana (relectura).
The queen’s army, Marissa Meyer.
Glitches, Marissa Meyer.
Carswell’s guide to being lucky, Marissa Meyer.
La Isla de los Perdidos, Melissa de la Cruz.
The Legend of Zelda: Ocarina of Time. Part 1, Akira Himekawa (relectura).
The Legend of Zelda: Ocarina of Time. Part 2, Akira Himekawa (relectura).
Harry Potter y la cámara secreta, J.K. Rowling (relectura).
Alas de fuego, Laura Gallego (relectura).

Como veis, marzo ha sido el mes de las relecturas y las sagas. Ya comenté que me apetecía releer Cinder, que fue, de hecho, el libro con el que terminé febrero y empecé marzo, y es probable que en abril o mayo relea también Scarlet, del que apenas recuerdo nada. También leí tres de las historias cortas de la enorme e increíble saga a la que estos libros pertenecen: Las Crónicas Lunares. Sigo deseando hacerme pronto con Winter y Stars Above, porque de verdad que creo que esta saga es absolutamente genial y sorprendente. Os la recomiendo muchísimo 🙂

También releí el primer libro de la saga Mi error, de Moruena Estríngana, y he de decir que me ha gustado mucho más que la primera vez que lo leí hace años. Se nota mucho, muchísimo la mejoría, y estoy deseando poder ir releyendo poco a poco los siguientes libros. Este mes no creo que pueda releer el segundo, pero quizá me lea el séptimo, ya que es el siguiente que me toca para seguir con la saga. Sí, he empezado a releer estos libros sin haber terminado de leer aún toda la saga, pero no me estoy confundiendo ni nada; más bien al contrario. Me ha ayudado mucho releer el primero para ver cómo empezó todo y cómo se van atando todos los cabos a medida que avanza la historia libro a libro. Me encanta ^-^

Por otro lado, he seguido por fin con la relectura de la saga de Harry Potter, que durante febrero dejé aparcada porque el segundo libro no me llamaba mucho. Es, junto con La Orden del Fénix, de los que menos me gustan de la saga, mientras que el tercero, El prisionero de Azkaban, es mi favorito, así que planeo releerlo en abril. Le tengo muuuuchas ganas *-*

53e202206de1dbc26924d98f3c639e0bY también me decidí por fin a releer Alas de fuego, de Laura Gallego. Este libro es genial y apenas me acordaba de él, pues lo leí hace varios años y sólo recordaba la trama por encima, pero nada con detalle. Llevaba ya años detrás de él para releerlo, pero nunca me ponía, nunca me decidía, y hace poco ya me planté y dije: “De esta vez no pasa”. Así que ha sido el último libro que he leído en marzo, y planeo releer su segunda parte, Alas negras, en abril o mayo. Creo que esta bilogía es de las mejores historias de Laura Gallego y os la recomiendo muchísimo.
(Por cierto, yo tengo la primera portada y me da mucha rabia, porque la que sacaron después, la que podéis ver a la derecha, es preciosa *-*)

Oh, y también releí los cómics de Zelda: Ocarina of Time. Eran ya los últimos que me quedaban por releer, pues he ido escogiendo el orden casi al tuntún, ya que no siguen realmente una cronología. Excepto algunos de ellos como, por ejemplo, los de los oráculos (Oracle of seasons y Oracle of ages), y de hecho Majora’s Mask transcurriría después de Ocarina of Time, pero precisamente Majora’s Mask fue el primero que releí en octubre del año pasado, y poco a poco los he ido releyendo todos: Minish Cap, Phantom Hourglass, A Link to the Past… Y ya solamente me quedaban los cómics del juego más famoso de la saga de Zelda, así que ya tocaba releerlos.

Como podéis ver, en todo el mes de marzo, el único libro independiente que leí fue La Isla de los Perdidos, cuyos protagonistas son los hijos de los personajes de Disney, en especial de los villanos. Este mes, en cambio, quiero centrarme más en libros autoconclusivo, ya que sigo teniendo muchísimos pendientes por leer. He empezado, de hecho, con Una canción para Novalie, que estoy leyendo ahora mismo y que puedo decir que me está gustando bastante, en especial por los personajes, que no son los típicos tópicos, gracias a dios.

Desde luego, planeo seguir con las sagas que tengo empezadas, con libros como Scarlet, el séptimo de Mi error, el tercero de Harry Potter, Alas negras… Pero creo que este mes daré prioridad a los libros independientes, como Cruzada en jeans, Ready Player One y La plaza de los pintores. Oh, y también planeo empezar ya por fin la saga de Medio rey, pues confieso que, desde que recibí el libro por reyes, me he estado muriendo de ganas por leerlo, pero como sigo teniendo tantos libros y tantas sagas pendientes, lo he estado retrasando. ¡Pero ya no aguanto más! xD Quiero empezarla y ver si a mí me gusta tanto como a la mayoría de las personas que lo han leído.

En fin, tengo muchos planes de lectura, como podéis ver aquí y aquí, pero siempre es posible que las cosas acaben cambiando en función de lo que me apetezca leer a cada momento. Por ahora estoy disfrutando de Una canción para Novalie y ya sé cuáles van a ser mis dos próximas lecturas, pero a partir de ahí… quién sabe. Quizá continúe con mis planes o quizá me apetezca leer otra cosa. Who knows 😛

Me despido por hoy, no sin antes dejaros por aquí todas mis redes sociales y sin recordaros que, a partir de ahora, El Jardín del Invierno y Aprendiz de Escritora serán los dos únicos blogs por donde podréis seguirme la pista.

-Twitter: @SilenZahra // @BlogsSanCG.
-Facebook: Página de autora.
-Wattpad: @SanCGallegos.
-Goodreads: Sandra C. Gallegos.
-Pinterest: Sandra C. Gallegos.
-DeviantArt: SilenZahra.
-Mi otro blog: Aprendiz de Escritora.
-Mi e-mail: sandra.cgallegos@gmail.com.

¡Nos leemos!

PD: Si os fijáis en la sidebar del blog, veréis que he añadido imágenes que enlazan directamente con las reseñas, mis planes de lectura y mis retos literarios para el 2016. Para que no os perdáis ^-^

EDITO (18-4-16) He querido añadir una imagen de la mejor y la peor lectura de cada mes, así que aquí van. Mi peor lectura ha sido…

hp_y_la_camara_secreta

Y mi mejor lectura ha sido…

adf

Deja un comentario »